lunes, 25 de febrero de 2008

El Málaga pierde dos puntos

El Málaga obtuvo ayer el séptimo empate de la temporada tras igualar 1-1 con el Eibar; el conjunto blanquiazul volvió a dejarse dos puntos en la recta final del partido, fruto de su desidia y poco empuje para resolver el encuentro.
Los primeros diez minutos, y a la postre los únicos de la primera parte en los que creó peligro, fueron un asedio del Málaga sobre el área del Eibar, protagonizados por Eliseu en tres ocasiones: en la primera, se plantó prácticamente solo frente al portero, pero su chut fue repelido por Cuéllar, cuando debería haber cedido el balón a alguno de los compañeros que esperaban en el área para rematar a placer; en la siguiente jugada, prácticamente un calco, el extremo portugués hizo todo lo contrario, ya que intentó ceder a Baha cuando debería haber rematado él mismo; por último, un centro desde la banda izquierda de Eliseu encontró a Baha, pero su disparo fue rechazado por el portero local. De aquí al descanso, el encuentro se disputó principalmente en el centro del campo, con pequeños acercamientos por parte de ambos conjuntos, pero sin demasiado peligro. La única ocasión destacable del Eibar fue un remate de cabeza al bote de un córner en el descuento de la primera parte. En lo referente al árbitro, que en líneas generales no estuvo demasiado mal, se vio obligado a sacar varias tarjetas amarillas debido a las fuertes entradas que se vieron sobre el césped, sobre todo la de Manel sobre Eliseu, que en otro tipo de encuentros bien podría haber sido sancionada con una tarjeta de distinto color.
La segunda mitad fue una mera continuación de la precedente, con mucho centrocampismo, debido en gran parte a la solidez defensiva mostrada por los dos equipos, y muy especialmente por Weligton, que estuvo expeditivo e infranqueable toda la tarde. En el minuto 58 llegó el gol visitante: Jesús Gámez envió un pase en profundidad a su compañero Baha, que, al primer toque, enganchó un derechazo por el que nada pudo hacer el meta Cuéllar (0-1). Apenas tres minutos más tarde, Antonio Hidalgo, de forma inocente, tocó el balón con la mano dentro de su área, por lo que el árbitro pitó un penalty que se encargó de lanzar Goiria, que vio como su remate fue detenido por, no confundamos, Goitia. Casi sin tiempo de celebrar la parada del cancerbero blanquiazul, Antonio Hidalgo dispuso de una ocasión para resarcirse del fallo anterior, pero su remate desde la frontal se marchó fuera. La última media hora fue casi un monólogo del conjunto eibarrés, que buscó con ahínco el empate; tras varios acercamientos con relativo peligro, en el minuto 84, Codina remató al palo un saque de falta lateral, pero Altuna estuvo atento al rechace para poner las tablas en el marcador, que a la postre sería el resultado definitivo (1-1).
El empate mantiene al Málaga segundo en la tabla clasificatoria, pero ve cómo el Numancia, líder destacado con 54 puntos, se aleja, y cómo los de atrás se acercan un poco más; ahora la renta se reduce de nueve a siete puntos. El próximo domingo a las 5 de la tarde, el conjunto blanquiazul recibirá al último clasificado, el Polideportivo Ejido, que buscará en este derbi andaluz unos puntos que le ayuden a abandonar el farolillo rojo.

1 comentario:

RaFa LyNx dijo...

Hola Rafalillo!! pasando por aquí vi qe eres de Málaga y lo más importante te gusta su club, la verdad esq tengo ganas de que el malaga suba jaja, ya que es un gran equipo. Por cierto yo también me llamo Rafa, nos vemos tocayo!!! xD adios...