lunes, 31 de mayo de 2010

¿Qué harías si fueras invisible?

Existen muchos animales que se caracterizan por una cualidad que les hace especiales y diferentes al resto, como el guepardo, que es el animal terrestre más veloz, o la hormiga, que es capaz de arrastrar 30 veces su propio peso. Sin embargo, fijémonos en el camaleón o en el insecto palo, maestros del camuflaje gracias al cual pueden a llegar a pasar desapercibidos, es decir, invisibles a los ojos de los demás animales, incluido el hombre.
Pues bien, pongámonos en este último caso: ¿qué harías si pudieras hacerte invisible? En la foto, podemos ver a un supuesto hombre invisible, pero se le distingue por culpa de la ropa que lleva. ¿Y si también se hiciera invisible todo lo que está en contacto con tu cuerpo? Esto ya sería rizar el rizo, pero yo, por ejemplo, me colaría en los aviones para viajar gratis sin que nadie se diera cuenta y, de esta forma, conocer todas las ciudades que quiero visitar. Y, cómo no, estaría todo el día gastándole bromas a la gente aprovechando mi invisibilidad, aunque no tardaría mucho en reírme y me podrían descubrir.
Espero vuestras respuestas a través de los comentarios y os recuerdo que, si queréis, podéis contestar al resto de preguntas que he hecho en esta sección.

3 comentarios:

SUPERMENDO dijo...

Imagino que cualquiera que fuese invisible se dedicaría a hacer maldades, como robar un banco, o cosas así. Así que es mejor que no lo seamos. Saludos.

Andrés dijo...

Pues no hace falta decir que lo utilizaría en mi beneficio propio y mis intereses.

No creo que hiciese cosas malas, y supongo que me cansaría de las bromas pronto, pero estaba pensando qué posibilidades tendría con esta habilidad.

Es muy interesante la pregunta, porque aunque fuésemos invisibles, tendríamos algunas limitaciones y no seríamos del todo poderosos.

Un saludo.

Rafalillo dijo...

Supermendo: la verdad es que lo que dices es lo más probable. De hecho, lo primero que he dicho que haría está mal, ya que debería pagar por viajar. En fin, gastar bromas, mientras sean graciosas, no se considera maldad :D

Andrés: siempre hay limitaciones, si no, seríamos perfectos. Yo he suprimido la limitación de que se nos reconozca por la ropa que llevamos puesta y eso, si no, no tiene gracia.

Gracias por vuestros comentarios ;)