jueves, 22 de septiembre de 2011

Otro 'cazorlazo'

El Málaga sumó su tercera victoria consecutiva tras derrotar por 1-0 a un aguerrido Athletic de Bilbao gracias a una nueva falta directa magistralmente ejecutada por Santi Cazorla.
El encuentro, en líneas generales, fue bastante feo, sobre todo en la primera parte, en la que ninguno de los equipos supo llevar el peso del partido debido a la gran acumulación de futbolistas en el centro del campo. No fue hasta el cuarto de hora cuando tuvo lugar la primera ocasión reseñable para el Málaga: pase raso y medido de Duda a Eliseu, cuyo disparo superó a Iraizoz, pero sin encontrar portería. Cinco minutos después, Baptista probó suerte al lanzar un golpe franco, pero su golpeo se estrelló en la cruceta. El Athletic respondió con otras dos acciones de peligro: primero fue Muniain quien lo intento con un disparo desde fuera del área que se marchó desviado, y luego Susaeta puso a prueba en una falta lateral a Caballero, pero el portero malaguista despejó de puños sin muchos problemas. El árbitro estuvo bastante mal a lo largo del encuentro, pues estuvo muy permisivo con los bilbaínos, quienes no cesaban de hacer faltas; por ejemplo, Gurpegui debió ser amonestado con tarjeta amarilla tras zancadillear a Baptista en la frontal del área.
En la segunda parte, el Málaga recuperó algo de terreno gracias a que poco a poco se fue adueñando del esférico, aunque el Athletic daba la impresión de que podía hacer daño al contragolpe y en acciones a balón parado. Joaquín tuvo su oportunidad tras recortar a un defensa al borde del área grande, pero no dirigió su remate entre los tres palos. Fue en el minuto 60 cuando Cazorla volvió a sacarse de su chistera un impecable golpeo de falta directa a la escuadra ante el que nada pudo hacer Iraizoz a pesar de su estirada (1-0). El conjunto visitante buscó el empate en un par de jugadas que no encontraron su objetivo, pues el tímido disparo de Iraola lo atajó fácilmente Caballero, quien luego sí tuvo que estirarse para despejar un acrobático remate de Toquero. El once costasoleño pudo sentenciar en una gran jugada personal de Eliseu, que se zafó de varios defensas y el portero, pero ya muy escorado falló a puerta vacía. Cazorla dispuso de dos claras ocasiones en las que puso a prueba a Iraizoz con una vaselina y, posteriormente, con un potente lanzamiento de falta directa desde la banda izquierda que el meta mandó a córner. Justo antes del descuento, Baptista probó fortuna de nuevo a golpe franco, pero el balón se marchó fuera rozando el segundo palo.
Independientemente de los resultados que se den en los dos partidos que hoy cierran la jornada, el Málaga acabará en puestos de acceso directo a la Champions League gracias a los nueve puntos cosechados hasta ahora. No le he mencionado en la crónica, pero no quiero olvidarme de la labor de ayer de Toulalan, quien estuvo inconmensurable en el trabajo defensivo. El próximo domingo a las diez de la noche, el conjunto blanquiazul buscará los tres puntos en La Romareda frente al Zaragoza.