domingo, 26 de febrero de 2012

Vía Crucis de la Agrupación de Cofradías 2012

Este viernes se celebró el tradicional Vía Crucis de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, que para este año eligió la talla de Nuestro Padre Jesús de la Soledad, titular cristífero de la hermandad capuchinera del Dulce Nombre, para que presidiera la procesión. De esta forma, se inicia la cuenta atrás para una Semana Santa que todos deseamos que no se parezca en nada a la del pasado año.
Tal y como viene ocurriendo desde la edición de 2010, el Vía Crucis partió desde la sede de la Agrupación, la Iglesia de San Julián, en vez de desde la Iglesia de la Divina Pastora, donde recibe culto la citada imagen. Las puertas del templo se abrieron puntualmente a las 19:15 para que empezara a salir el cortejo con una cruz guía muy sencilla al frente, seguida por hermanos de la cofradía del Domingo de Ramos y representantes del resto de hermandades portando cirios, así como una representación de la Agrupación de Cofradías que preside Rafael Recio, que se despedirá de su cargo dentro de uno meses. Nuestro Padre Jesús de la Soledad presentó una estética diferente a la que nos tiene acostumbrado cada Domingo de Ramos, puesto que vistió una túnica burdeos en vez de la habitual de color morado, además de ir portado en el trono de traslado de la cofradía del Cautivo, al que se le añadieron cuatro faroles en las esquinas que fueron prestadas por la hermandad de la Salutación.
El cortejo discurrió por las calles Nosquera, Comedias, Santa Lucía, Granada, Plaza del Carbón, Plaza del Siglo, Duque de la Victoria, San Agustín, Císter y Patio de los Naranjos. El trono, que en este trayecto estuvo acompañado por una capilla musical, entró en la Catedral a las nueve menos veinte para celebrar el Vía Crucis y leer las catorce estaciones con el obispo de Málaga, Jesús Catalá. Debido a la exposición de la Sábana Santa que está situada en una parte del templo, la procesión sólo recorrió parte de las naves catedralicias, al igual que harán las cofradías que entren en la Catedral esta Semana Santa para realizar estación de penitencia.
A las diez menos cuarto, salió la imagen del primer templo de la ciudad para iniciar el camino de vuelta acompañado esta vez por la Banda de Música Trinidad Sinfónica, que interpretó una acertada selección de marchas para la ocasión, comenzando con 'Cristo del Amor' y siguiendo con 'Mater mea', 'Cristo de la Agonía' y 'La Madrugá' en calle San Agustín, que sin duda sigue siendo la mejor calle para disfrutar de una procesión. El cortejo discurrió luego por las calles Granada, Plaza del Siglo, Plaza del Carbón, Granada, Santa Lucía, Comedias y Nosquera. El trono llegó poco después de las once y media a la Iglesia de San Julián a los sones de 'Nazareno de la Salutación'.