miércoles, 19 de septiembre de 2012

Glorioso

El Málaga derrotó en la noche de ayer por un contundente 3-0 al Zenit de San Petersburgo en el primero de los seis partidos de la fase de grupos de la Champions League.
No pudo comenzar mejor su andadura en la primera competición europea, y es que a los tres minutos ya mandaba en el marcador gracias a una jugada personal de Isco, que se zafó de varios defensas antes de batir al meta Malafeev con un disparo con rosca que se introdujo en la portería tras dar en el palo (1-0). No tardó en responder el equipo rival por medio de Hulk, que se sacó un latigazo que hizo temblar el larguero de la portería defendida por Caballero. A pesar de esta acción, el Málaga era el claro dominador del encuentro, y todavía lo fue más del marcador tras el gol de Saviola, que no desperdició un preciso pase de Jesús Gámez para marcar a puerta vacía (2-0). A punto estuvo el argentino de ampliar su cuenta particular al aprovechar un balón suelto en el área que se marchó rozando el palo, y también la tuvieron él mismo y Eliseu más tarde en sendos remates desde la frontal que no pusieron en aprietos al portero ruso. En los últimos minutos de la primera parte, el Zenit dispuso de varias acciones de peligro que a punto estuvieron de costarle algún gol al Málaga. En primer lugar, Kerzhakov obligó a Caballero a sacar una mano providencial; luego, Shirokov remató dos veces de cabeza en sendas oportunidades, una de ellas solventada por el portero malaguista y la otra que se marchó fuera por escasos centímetros. El árbitro no estuvo nada afortunado en sus decisiones, especialmente en su criterio a la hora de señalar faltar y mostrar tarjetas amarillas, casi siempre en perjuicio del Málaga. También debió expulsar al visitante Hulk, tanto por sus simulaciones como por la reiteración en las faltas.
La segunda mitad comenzó con un buen susto para la parroquia local debido a un potente disparo de Kerzhakov que acabó en el lateral de la red, pero el Málaga respondió casi enseguida con una contra conducida por Isco, que dejó solo a Eliseu frente a Malafeev, pero éste estuvo certero a la hora de desbaratar el mano a mano. El Zenit fue desapareciendo poco a poco, lo cual fue aprovechado por el Málaga para acumular numerosos acercamientos que a punto estuvieron de terminar en gol. La sentencia acabaría llegando a un cuarto de hora del final, cuando Isco completó su espectacular actuación personal con un disparo desde la frontal que se coló por toda la escuadra (3-0). La fiesta que se vivía en La Rosaleda pudo ser aún mayor si Joaquín hubiera estado más certero tras un pase de la muerte y con un cabezazo picado de Duda que se estrelló en el larguero.
Gran satisfacción y alegría entre los aficionados que acudieron al estadio para presenciar una victoria histórica, especialmente por el resultado final, contundente como el que más. El Málaga se coloca como líder de grupo en solitario con tres puntos, mientras que el Zenit se queda a cero; por su parte, con un punto se colocan tras el empate de ayer el Milan y el Anderlecht. Precisamente éste será el rival en la segunda jornada, pues el Málaga tendrá que visitar Bruselas para seguir sumando en la Champions League.