sábado, 4 de marzo de 2017

Vía Crucis de la Agrupación de Cofradías 2017

En la tarde-noche de ayer tuvo lugar el tradicional Vía Crucis de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, presidido este año por Jesús Nazareno del Perdón, titular de la hermandad de Nueva Esperanza, con motivo del cuadragésimo aniversario de la fundación de la corporación y del vigésimo como cofradía agrupada.
El cortejo partió, como suele ser habitual en casi todas las últimas ediciones, del interior de la iglesia de San Julián a las 19:15 con la cruz guía de la hermandad al frente, seguida por hermanos portando cirios, los hermanos mayores del resto de cofradías y el presidente de la Agrupación. El Nazareno del Perdón salió a la calle quince minutos más tarde en el trono de la Virgen de la Soledad de la hermandad de la Vera Cruz de Alhaurín el Grande, adornado con los arbotantes de la hermandad del Roció de la La Caleta y un monte con crisantemos, cardos y lavanda; a su vez, la talla vestía una túnica lisa de terciopelo morado, mientras que la cruz iba sin remates. Para el trayecto hacia la Catedral, la imagen, que estuvo acompañada por la capilla musical de la Banda de Música de la Consolación de Huelva y la Escolanía del Colegio San Estanislao de Kostka, discurrió por el recorrido habitual en estos casos: Nosquera, Comedias, Santa Lucía, Granada, plaza del Carbón, plaza del Siglo, Duque de la Victoria, San Agustín, Císter y Patio de los Naranjos.
A falta de pocos metros para llegar a la Catedral, el cortejo se vio sorprendido por la lluvia, por lo que se aligeró el paso para dar cobijo al Nazareno del Perdón, que de esta forma entró por vez primera en el primer templo de la ciudad a eso de las ocho y media. En el interior de las naves catedralicias tuvo lugar el rezo de las estaciones del Vía Crucis, en el que estuvo presente el obispo de Málaga, Jesús Catalá; mientras tanto, fuera seguía lloviznando de forma intermitente, lo que obligó a la Agrupación de Cofradías tomar la decisión de volver a San Julián por el mismo recorrido que el de la ida en vez del que estaba previsto por las calles del centro de Málaga. Así pues, pocos minutos antes de las diez se abrieron las puertas de la Catedral para que saliese el cortejo, justamente cuando empezó a llover con cierta intensidad, mientras que el Nazareno del Perdón hizo lo propio sobre las diez y cuarto de la noche; por suerte, a los pocos minutos de salir escampó. En el trayecto de vuelta, la imagen estuvo acompañada musicalmente por la Banda de Cornetas y Tambores del Paso y la Esperanza, que interpretó, entre otras marchas, 'Costalero del Soberano', 'Pasión, muerte y resurrección', 'Señor de Sevilla' y 'A Jesús de la Agonía', así como 'Camino al Perdón', estreno dedicado al titular de esta hermandad del Martes Santo. La lluvia volvió a hacer acto de aparición cuando el trono se disponía a girar hacia calle Comedias, así que de nuevo tuvieron que aligerar el paso hasta que, finalmente, el trono se recogió en la iglesia de San Julián sobre las once y media de la noche.

No hay comentarios: