viernes, 11 de septiembre de 2009

¿Cómo vivísteis el 11-S?

Hoy se cumplen 8 años de aquel fatídico día que pasará a la historia de la Humanidad con el simbólico nombre de '11-S'. Casi tres mil personas perdieron la vida a causa de los cuatro vuelos que fueron secuestrados por terroristas de Al-Qaeda y que se estrellaron en las ya desaparecidas Torres Gemelas de Nueva York (dos de los aviones, que fueron los que más muertes provocaron), en el Pentágono y en Pensilvania.
Resulta curioso, aunque tiene su lógica, que somos capaces de recordar casi con total exactitud lo que hicimos un día en concreto en el nos sucedió algo importante, como la primera clase en el colegio o en la universidad, la celebración de un cumpleaños, el viaje que hiciste con tus amigos, etc., y, sin embargo, del resto de los días de tu vida no sabrías decir nada. ¿Qué hiciste el 28 de mayo de 1996? Nadie lo sabe. La cosa cambia si, como he dicho antes, ese día ocurrió algo que no ocurre todos días, como el 11-S. ¿Quién no se acuerda de dónde estaba en esa fecha? Pues eso es lo que yo os pregunto hoy. ¿Qué hicisteis el 11 de septiembre de 2001?
Os cuento mi experiencia: por aquel entonces, contaba 14 años. Estaba agotando mis últimos días de vacaciones en mi piso de Rincón de la Victoria y acababa de terminar de comer, por lo que me tumbé un rato en el sofá viendo 'Los Simpson'. Apenas pasaron unos minutos cuando, poco antes de las tres de la tarde, empezaron las Noticias antes de tiempo. La primera imagen que mostraban era una de las Torres Gemelas de Nueva York incendiándose en las plantas superiores debido a un avión que, supuestamente, había perdido el control y se había estrellado contra el edificio. Eran las 15:02 cuando Matías Prats informaba de unas imágenes que llegaban desde EE.UU. con una simulación del impacto del avión contra la torre norte... pero no tardó en darse cuenta de que esas imágenes eran en directo y, en ellas, se veía como un segundo avión se incrustaba en la torre sur del World Trade Center.
A partir de ese momento, llegó la preocupación. Ya no era un accidente, era un acto terrorista. No me creía lo que estaba viendo por la tele: las dos torres humeantes, gente tirándose al vacío, Nueva York sumida en el caos... Y las informaciones no dejaban de llegar: otros dos aviones habían sido secuestrados, estrellándose posteriormente en el Pentágono y en un campo abierto en Pensilvania. Entre tanto, las Torres Gemelas se vinieron abajo, ante la mirada atónita de todo el planeta, en el sitio que, desde entonces, se conoce como Zona Cero. Ese día apenas me separé de la televisión, y, al día siguiente, más de lo mismo, además de leerme casi por completo el periódico. Mientras me informaba de todo lo ocurrido apenas unas 24 horas antes, empecé a pensar que éste sería el acontecimiento histórico que tendré que contarles a mis hijos y mis nietos, al igual que nuestros padres y abuelos han hecho con nosotros con la Constitución de 1978, con la Segunda Guerra Mundial, etc. Un día que recordaré como si hubiera sido ayer.
Ahora, me gustaría que todos vosotros cerréis los ojos unos minutos e intentéis escribir en un comentario cómo fue vuestro 11 de septiembre de 2001.

4 comentarios:

Griseo Mitran dijo...

Pues yo estaba durmiendo mientras pasó. Cuando me desperté mi familia me contó lo que había pasado. xD

Esteban dijo...

Es curioso, eso de terminar de comer y sentarse a ver los Simpson.... hoy día hay muchos que, en ocasiones, seguimos haciendo lo mismo.... 8 años después... jejej.

Bueno, bromas aparte, ese día nos pareció el acontecimiento de nuestra vida pero, por desgracia, luego vinieron otros. Negativos, el "11-M", y positivos, la Eurocopa de España.

Yo estaba chateando y por el chat me dijeron: "pon la tele que ha pasao algo gordo". Y cuando puse la tele vi a Matias Prats en la misma situación en la que has descrito Rafa. A partír de ahí, mi "11-S" fue muy parecido al tuyo.

Ada dijo...

Yo estaba en casa a punto de almorzar y también vi comenzar el telediario. Todos en casa nos quedamos boquiabiertos y creo recordar que yo casi ni comí.

Esa tarde había quedado con unos amigos del instituto, pero mi padre no quería dejarme salir... Al final le convencí y cuando salí a la calle se notaba el desconcierto general de la gente.

Es curioso, pero recuerdo los pantalones que me puse.

Rafalillo dijo...

Griseo Mitran: qué hacías dormido a las tres de la tarde???

Esteban: yo, siempre que puedo, los veo, aunque ya los hayan repetido decenas de veces :P
Éste es sólo uno de esos acontecimientos de nuestra vida; ya tenemos muchos y todavía quedan más por venir. Sólo esperemos que no sean de este estilo.

Ada: si tú no sueles comer mucho, ese día no lo quiero ni imaginar.
Lo de tus padres es normal, es su deber, pero es lo que yo digo: si ese día te tiene que pasar algo, te pasará en la calle, en tu casa o donde sea.
Lo que yo digo, que de este tipo de días nos acordamos de hasta la ropa que llevábamos jeje

Gracias a los tres por vuestros comentarios ;)