jueves, 4 de agosto de 2022

Viaje a Úbeda y Baeza: día 3

 
Domingo, 23 de febrero de 2020

8:00
Como de costumbre, nos levantamos temprano para asearnos y hacer las maletas, puesto que tocaba regresar a casa, aunque al viaje todavía le quedaba una parada importante. Bajamos a la cafetería del hotel para tomar el desayuno, en mi caso pan tostado con aceite de oliva y un vaso de leche con Cola Cao, así como unos churros y media magdalena.

Subimos a la habitación para recoger el equipaje, de tal manera que dejamos el hotel a las diez menos veinte para ir en busca del coche. Nos despedíamos de Úbeda, pero no del viaje, ya que pusimos rumbo a Baeza, donde pasaríamos la mañana y adonde llegamos en apenas quince minutos.

10:15
En primer lugar visitamos la iglesia de San Andrés, de estilo más bien gótico, y en la que cabe destacar su retablo mayor y las numerosas capillas laterales donde reciben culto las imágenes de hasta cinco cofradías de la Semana Santa de Baeza: El Rescate, El Resucitado, La Oración en el Huerto, La Sangre y la Fervorosa.

Nos dirigimos a continuación al convento de la Encarnación y a la iglesia de El Salvador, pero tanto uno como otro estaban cerrados. Un poco más adelante, nos topamos con la Casa de Antonio Machado, quien vivió en Baeza justo enfrente del Ayuntamiento, edificio llamativo por su fachada plateresca. Al final de la calle, entramos en la iglesia de la Purísima Concepción, pequeña y de una sola nave, mientras que al lado vimos el Mercado de Abastos, que obviamente estaba cerrado al ser domingo.

En la cercana plaza de San Francisco pudimos ver el Monumento a Andrés de Vandelvira, así como las ruinas de la Capilla de los Benavides, de la cual todavía se mantienen en pie parte de la fachada y varias hornacinas, nichos y capillas, mientras que unos grandes arcos de acero simulan lo que en su día fue su gran bóveda.

A continuación, desembocamos en la plaza de España, frente por frente a la Torre de los Aliatares, tras lo cual nos adentramos en la plaza de la Constitución, en la cual se halla la Fuente de la Estrella. Más adelante, en la plaza del Pópulo, pudimos contemplar la Fuente de los Leones, la Puerta de Jaén, el Arco de Villalar y la Casa del Pópulo, que actualmente es la sede de la Oficina de Turismo.

Ya en el Paseo de Antonio Machado, nos topamos con el Monumento a Fernando III el Santo, así como con una maqueta de bronce a escala de Baeza, para después continuar por la calle Conde Romanones, donde se encuentra el Arco de las Escuelas y la Antigua Universidad de Baeza, cuyo interior pudimos visitar y así ver estancia como, por ejemplo, el claustro, el Paraninfo o el aula donde dio clase Antonio Machado.

Ya en la plaza de Santa Cruz, pudimos ver la iglesia de la Santa Cruz y el Palacio de Jabalquinto, edificio que destaca por su particular fachada y que es la Sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía.

Un poco más arriba, en la plaza de Santa María, en cuyo parte central se erige la Fuente de Santa María, nos vimos rodeados por el Seminario de San Felipe Neri, las Casas Consistoriales Altas y la Catedral de la Natividad de Nuestra Señora, templo renacentista que visitamos a continuación tras pagar la entrada de 4 €.

11:25
Empezamos la visita por capillas como la del Cristo de los Emigrantes, donde recibe culto un crucificado; la de los Viedma, en la que se encuentran las imágenes de la hermandad de la Cena; o la Dorada, la más importante de la Catedral. De allí, pasamos al claustro, en uno de cuyos laterales cuenta con varias capillas, y que además se comunica con estancias como la Sala Capitular, la Biblioteca o el Museo.

Seguidamente, volvimos a las naves del templo para continuar con las capillas de la nave de la Epístola, la Puerta de San Andrés y la capilla del Sagrario, así hasta llegar al crucero y situarnos bajo la cúpula y frente al Altar Mayor, presidido por un gran retablo barroco.

Después, recorrimos las capillas de la nave del Evangelio (las de San Agustín, San Miguel, San José, San Francisco de Asís...) hasta terminar en la hornacina en la que se expone la custodia procesional.

Finalmente, como mi madre estaba cansada, subí yo solo a la torre, desde cuya altura se podía divisar toda Baeza y algunos de sus principales monumentos y puntos de interés (las ruinas de la Capilla de los Benavides, la Torre de los Aliatares, la plaza de Santa María...), así como las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Coincidió que eran las doce cuando estaba allí arriba, así que pude ver cómo repicaban las campanas, tras lo cual bajé por la escalera de caracol para reunirme de nuevo con mi madre.
 
Tras ver la reja del maestro Bartolomé, abandonamos la catedral y volvimos a la plaza de Santa María para hacernos una foto junto a la fuente, tras lo cual rodeamos la catedral pasando por delante del Palacio de Rubín de Ceballos y por la angosta y empedrada calle Cobertizo, que nos hizo viajar varios cientos de años en el tiempo.

Desembocamos en la plaza del Arcediano, en la que vimos una curiosa escultura con las siluetas de los mapas de España, Portugal e Italia, y luego en el Mirador del Obispo, desde donde teníamos una panorámica del valle del Guadalquivir e incluso de la vecina Úbeda.

Recorriendo el paseo del Obispo, nos adentramos unos minutos para ver las ruinas románicas de la iglesia de San Juan Bautista, para seguidamente volver al paseo y llegar hasta el Mirador de las Murallas, de tal manera que, callejeando de nuevo por el pueblo, nos topamos con la Puerta de Úbeda y el Torreón de Baeza.

De allí nos fuimos hasta la iglesia de San Pablo, en la cual se estaba oficiando misa, por lo que hicimos tiempo primero en los Jardines de Pedro Ayala y luego sentados en un banco frente a la iglesia. Ya en el interior del templo, de estilo gótico, pudimos visitar sus numerosas capillas, en algunas de las cuales se veneran las imágenes de varias hermandades de la Semana Santa de Baeza: Las Angustias, El Paso, La Expiración y El Descendimiento.

13:30
Ya en busca del coche, visitamos rápidamente el convento de Santa María Magdalena, que estaba abierto, pero no se podía transitar por su única nave. Así pues, cuando salimos de Baeza eran las dos menos veinticinco, y una hora más tarde paramos para almorzar en el restaurante Rincón de Pepe, en Noalejo, un sitio elegido a conciencia, pues allí comí tras hacer el examen oral de las Oposiciones en 2016. Tanto mi madre como yo nos tomamos el menú del día, a 13 € cada uno, y en mi caso me decanté por una sopa de picadillo, unas croquetas con huevo frito y patatas fritas, y unas natillas de postre.

Reanudamos la marcha a las cuatro menos diez, aunque a los pocos minutos paramos de nuevo para repostar diésel en una gasolinera. El resto del camino de regreso lo hicimos del tirón, aunque primero tuvimos que ir a Fuengirola a la casa de mi hermana para recoger a nuestra perra Lola, lo cual hizo que me perdiera el partido del Málaga, que esa misma tarde jugaba en La Rosaleda.

Y bueno, con esto terminó el viaje, mientras que lo que empezó a los pocos días fue la pandemia. La vida se nos paró casi literalmente a todos, pues tuvimos que pasar un confinamiento de varias semanas que truncó muchos de nuestros planes, en mi caso por ejemplo el que hubiera sido mi siguiente viaje, concretamente el que iba a hacer con los que por entonces eran mis alumnos de 4º ESO a Mérida, Lisboa y Sevilla, pero que finalmente no se pudo llevar a cabo. En fin, a saber cuál será mi siguiente viaje...

lunes, 25 de julio de 2022

Los ritos del agua

La semana pasada terminé de leer el segundo libro de este verano, concretamente 'Los ritos del agua', de la novelista española Eva García Sáenz de Urturi.
El inspector Unai López de Ayala, alias Kraken, sigue recuperándose de las lesiones causadas por el caso de los crímenes dobles hace unos meses, entre ellas la de recuperar el habla, cuando aparece el cadáver de una mujer embarazada colgada por los pies y sumergida en un caldero de bronce. Esa mujer es Ana Belén Liaño, la primera novia de Kraken y de su cuadrilla de amigos, a la que conocieron en un campamento en 1992. La investigación del caso avanza y se descubre que Rebeca, la hija de Saúl Tovar, el director de dicho campamento, murió en circunstancias similares en abril de 1993. Días más tarde es Jota, uno de los amigos de la cuadrilla de Kraken, quien también es encontrado muerto y colgado por los pies, por lo que todo apunta a un ritual celta de hace más de 2600 años que está acabando con las vidas de personas que o bien estuvieron en ese campamento o bien están esperando un hijo. Kraken se convierte de esta forma en uno de los amenazados, pues la subinspectora Alba Díaz de Salvatierra, con la que mantiene una relación personal además de profesional, está embarazada y él podría ser el padre.
Hace tres años leí 'El silencio de la ciudad blanca', el comienzo de la trilogía de la Ciudad Blanca, y me gustó tanto que sabía que tarde o temprano me tocaría continuar con el segundo título. Eso he hecho, y resulta que también me ha encantado, aunque he de reconocer que un pelín menos porque prácticamente calca el guión del primer libro y me esperaba algo un poco diferente. Se mantienen los mismos personajes, entre ellos el inspector Unai López de Ayala, la subcomisaria Alba Díaz de Salvatierra y la inspectora Estíbaliz Ruiz de Gauna, quienes de nuevo se tienen que enfrentar a un asesino que comete una serie de crímenes rituales que guardan relación con unos hechos que tuvieron lugar bastantes años atrás, los cuales se van narrando en varios capítulos intercalados con lo que sucede en la trama principal. Igualmente, van surgiendo diversos personajes con algún que otro secreto sin desvelar, que ocultan más información de la cuenta o con identidades que no son las que parecen. Con todo ello sale una novela policíaca muy atractiva y que te deja con ganas de más en casi todos los capítulos, pues raro ha sido que pasen 40 o 50 páginas sin que surja un posible sospechoso que luego resulta no ser o una pista o un dato que vuelva a incriminar a uno que ya parecía descartado. El final sí que lo he visto un poco precipitado, creo que se podría haber terminado mejor el relato, pero otra vez me ha sorprendido quién se esconde tras los crímenes rituales de este segundo libro de la trilogía, pues he de reconocer que para nada me esperaba que fuese esa persona. En fin, que de nuevo he vuelto a disfrutar con la narrativa de Eva García Sáenz de Urturi, así que no me queda más remedio que terminar con su afamada trilogía.

lunes, 18 de julio de 2022

No es mío, pero es interesante (CLVII)

Aquí llega una nueva entrega de 'No es mío, pero es interesante', una sección en la que os recomiendo las entradas de otros blogs y webs que más me han interesado en las últimas semanas. Para variar, tenemos a un par de blogs que acaparan casi todas las recomendaciones, y son Ya está el listo que todo lo sabe y Microsiervos, con diez y tres aportaciones, respectivamente. En cuanto a la variedad de contenidos, tenemos matemáticas, ciencia, curiosidades, vídeos, etc.
Echémosle un vistazo a la lista de enlaces de esta entrega:
¿Qué os han parecido las recomendaciones de esta entrega? Espero que os hayan gustado y que me lo hagáis saber a través de un comentario ;)

viernes, 8 de julio de 2022

El asesinato de Roger Ackroyd

Mi primera lectura de este verano ha sido la de 'El asesinato de Roger Ackroyd', de la escritora británica Agatha Christie.
Mrs. Ferrars muere por sobredosis de veronal apenas un año después de su marido, y días más tarde es encontrado sin vida el cuerpo de Roger Ackroyd, su actual pareja, tras haber sido apuñalado con una daga en el cuello. Antes de suicidarse, Mrs. Ferrars le confesó a Roger que ella había envenenado a su marido, mientras que Roger, poco antes de ser asesinado, recibió una carta de Mrs. Ferrars en la que le revela que había sido víctima de un chantaje el último año. Las primeras sospechas apuntan a Parker, el mayordomo de Roger, quien supuestamente ha llamado al doctor James Sheppard para informar de la muerte de su amo, pero, cuando el doctor llega a la mansión, el mayordomo afirma no haber realizado ninguna llamada. Flora, la sobrina de Roger Ackroyd y prometida de Ralph Paton, hijo de Mrs. Ferrars, acude con el doctor Sheppard a ver a Hercules Poirot, famoso detective privado ya retirado, para que les ayude a resolver el caso y encontrar al asesino, pues entre los sospechosos también está Ralph, que está en paradero desconocido desde que se cometió el crimen.
Agatha Christie es una apuesta segura para los que somos aficionados a la novela detectivesca. Descubrí a la dama del crimen y al detective Hercules Poirot hace diez años gracias a la lectura de 'Asesinato en el Orient Express', y hace tres tuve la ocasión de leer 'El misterioso caso de Styles', el primer libro protagonizado por este icónico personaje; sin embargo, este tercer título no me ha terminado de convencer del todo, y eso a pesar de las grandes expectativas que tenía tras saber que está considerada como la mejor novela policíaca de todos los tiempos, aunque a mí no me lo ha parecido ni de lejos. La historia sigue una estructura similar a las de los otros dos libros, es decir, se comete un asesinato en el que se sospecha de un buen número de personajes, y Hercules Poirot se encarga de investigar lo ocurrido y a través de una serie de pistas que le van guiando hasta dar con el asesino; también nos encontramos con un inseparable compañero de Poirot, que en este caso no es el señor Hastings, sino el doctor Sheppard, que es además el narrador de esta novela. ¿Por qué digo que no me ha convencido este libro? Pues principalmente porque me han resultado muy confusos todos los personajes desde casi el principio, me ha costado hilar la trama y los diferentes hechos que se describen, aunque en las últimas páginas ya sí que me terminé de ubicar; también tengo que reconocer que es el primer libro que leo desde el verano pasado y que no tenía la cabeza totalmente centrada en esta lectura, lo cual no me ha ayudado, las cosas como son. Por otra parte, uno de los aspectos más aclamados de esta novela es su inesperado final, que ciertamente lo es, pero sinceramente no creo que sea lo suficiente como para catalogarla como la mejor novela policíaca de todos los tiempos, o sí y yo no he sido capaz de valorarla como tal. En cualquier caso, a pesar de esta pequeña decepción, no tengo pensado abandonar a Agatha Christie, por lo que estoy seguro de que más pronto que tarde volveré a devorar otras historias de la gran dama del crimen.

domingo, 26 de junio de 2022

Respuestas de alumnos 'matemáticos' (IX)

Está a punto de terminar un nuevo curso escolar, el noveno para mí como profesor, y llega el momento de compartir con todos vosotros las respuestas curiosas que me he encontrado en los exámenes de mis alumnos a lo largo de estos meses. Este curso me ha tocado dar clase a dos grupos de 1º ESO, uno de 4º ESO de Matemáticas Académicas y uno de 1º Bachillerato de Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales, y en cada uno de ellos me he topado con varias respuestas que primero te cabrean por lo imposible de los resultados, pero luego he de reconocer que te hacen reír por no llorar. En fin, no me enrollo más y os dejo con las ocurrencias de los alumnos que he tenido este curso y que se unen a las que ya os he dejado por aquí en años anteriores (2013, 2014, 2015, 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021).
Comenzamos con mis alumnos de 1º ESO, que son los que siempre aportan más respuestas de esas que te dejan boquiabierto, y lo haremos concretamente con un problema de números enteros en el que debían averiguar en qué año nació Pitágoras. Pues bien, resulta que un alumno hizo los cálculos y en realidad respondió cuántos años vivió Pitágoras a pesar de que ese dato se daba en el enunciado, y se quedó tan pancho diciendo que vivió 381 años; si realmente hubiese podido vivir tanto tiempo, a saber cuántos descubrimientos matemáticos más nos habría legado. Luego, en el examen de divisibilidad, los alumnos tenían que calcular cuántos caramelos del mismo sabor habría que guardar en cada bolsita si repartimos 96 caramelos de naranja y 66 de limón en bolsitas con el mismo número de caramelos, sin mezclar los de distinto sabor y de tal manera que cada bolsita contenga la mayor cantidad posible de caramelos. Para respuesta imposible, la de un alumno que calculó que en cada bolsita habría 1056 caramelos, muchos más que los que hay que repartir, y bueno, haría falta una bolsa bien grande para guardar tantos caramelos. Pasamos ahora al típico problema de números decimales en el que una persona va a comprar a la frutería, en concreto un melón de 3 kg, 0'75 kg de mandarinas y 3'2 kg de patatas; aquí hubo dos respuestas muy diferentes entre sí, desde uno que dijo que esa persona se gastó 0'0011280 € (¡baratísimo!) hasta otro que respondió que se gastó 747'30 € (mejor no acercarse a esa frutería...).
Llegamos a uno de los exámenes en el que más respuestas estrafalarias encuentro, el de Proporcionalidad y porcentajes, gracias a la gran cantidad de problemas que planteo en él. En uno de ellos, les preguntaba por los litros de diésel que consume mi coche cada vez que voy y vuelvo de trabajar del instituto, 68 litros según uno de mis alumnos, que viene a ser más de lo que cabe en el depósito de mi coche, y 1050 litros según otro, aproximadamente el doble de lo que consumo en todo un año. Hablando de diésel, en otro problema les pedía que calculasen el precio de un litro de diésel sabiendo que se había encarecido un 30 % en el último año. Por entonces (finales del mes de febrero), el precio que debían obtener era de 1'489 €, pero hubo alumnos que llegaron a resultados tales como 3'81 €, 4'96 € o 38'2 € cada litro, precios que, al ritmo que vamos, no sería descabellado que fuesen reales en poco tiempo. En otro problema de este examen, les preguntaba por el número de españoles que votaron en las últimas elecciones generales, que fueron tan pocos como 14454 según uno de ellos, es decir, aproximadamente el censo del pueblo en el que viven mis alumnos, o tantos como 2442092400 según otro alumno, o lo que es lo mismo, casi la tercera parte de la población mundial.
Termino mi repaso de las respuestas de mis alumnos de 1º ESO con otra fuente de respuestas llamativas, el examen que dedico a la parte teórica de Geometría, en el cual me suelo encontrar palabras inventadas por doquier, a cada cual más increíble, entre ellas las que me dejaron mis alumnos en una pregunta en la que debían completar varias frases con la palabra que falta, como por ejemplo las siguientes:
  • La MEDIATRIZ (MEATRIZ) de un segmento es la recta perpendicular al segmento que pasa por su punto medio.
  • Un ENEÁGONO (NOVECÁGONO, NONEÁGONO, NUEVECÁGONO, NOVIDECANO, NENÁGONO, NEOCÁGONO) es un polígono de nueve lados.
  • El INCENTRO (HIPOCENTRO) es el centro de la circunferencia inscrita al triángulo.
En otra pregunta de este examen, les pedía el punto notable en el que se cortan las mediatrices de un triángulo (es el CIRCUNCENTRO, pero según ellos es el INTOCENTRO, el EPICENTRO, la CIRCUNSTRIZ, el CONICENTRO o el ISOCENTRO), y el punto notable en el que se cortan las medianas (es el BARICENTRO, pero según ellos es el EXTOCENTRO, el EPICENTRO o el HIPOCENTRO). Seguimos con este examen, en una de cuyas preguntas debían decir la posición relativa en la que se encuentran las dos circunferencias dibujadas, que en ese caso eran CONCÉNTRICAS, aunque hubo alumnos que se inventaron respuestas tales como CONCENTRÓGONO, CONSTITUIDA o CIRCUNSTANCIAL. Finalmente, en la última pregunta tenían que identificar diversos elementos y figuras geométricos, entre ellos un PENTÁGONO que fue rebautizado por uno de mis alumnos como un QUINTÁGONO.
Seguimos ahora con mis alumnos de 4º ESO, cuyas aportaciones se reducen a los exámenes de Semejanza y trigonometría. En uno de los problemas debían averiguar la altura de la torre Eiffel, que alcanza los 300 metros, aunque según uno de mis alumnos no es tan alta, apenas 7'68 metros, más o menos como cuatro o cinco personas una encima de otra. En otro problema tenían que calcular cuánto mediría una carretera que uniese los pueblos de Cártama y Alhaurín de la Torre, 5'093 centímetros según uno de mis alumnos, que me imagino que estaría calculando esa distancia en un mapa, porque otro sentido no le veo a su respuesta. Por último, en otro problema había que averiguar a qué altura se encuentra la ventana en la que está asomada una persona; pues bien, parece ser que dicha ventana está a una altura de 15407 metros, casi el doble que el Everest, así que espero que esa persona esté bien abrigada y que el ascensor del edificio nunca se estropee.
Terminamos con mis alumnos de 1º Bachillerato, que han dejado dos perlas que no podía dejar de compartir por aquí. En uno de los problemas, les pedía que calculasen la recta de regresión que luego les permitiese estimar la duración de la procesión de una cofradía de Semana Santa, la cual se alargaría hasta las 558 horas según uno de los alumnos que resolvió el problema, mal obviamente, porque si fuese así la cofradía estaría más de 23 días procesionando sin descanso. Por último, en un problema de técnicas de recuento debían averiguar de cuántas formas puede elegir Luis Enrique a 5 delanteros para el Mundial de entre los 12 que ha utilizado en los partidos de clasificación, a lo que una alumna respondió que existen 0'00019841 formas diferentes, es decir, 0 si redondeamos, así que a ver cómo se las apaña el seleccionador para ganar el Mundial sin llevarse a ningún delantero a Catar.
Ya veis que es difícil superar a mis alumnos en lo que a respuestas curiosas se refiere. Por un lado me entristece que no sean capaces de darse cuenta del sinsentido de muchos de sus cálculos y que no se paren a pensar si el resultado que obtienen tiene lógica o no, pero al mismo tiempo he de reconocer que sin estas barbaridades no podría publicar entradas como ésta y que corregir exámenes no sería tan divertido. En fin, ya veremos qué nos depara el curso que viene y si mis alumnos siguen dando rienda suelta a su imaginación.

domingo, 15 de mayo de 2022

La pandemia en mis problemas de Matemáticas

Este curso es el noveno en el que estoy trabajando como profesor de Matemáticas. Empecé en septiembre de 2012 y por aquel entonces era un joven novato de 25 años que daba sus primeros pasos en la docencia, concretamente en un colegio concertado, y ahora, casi diez años más tarde y en un instituto tras conseguir una plaza en las Oposiciones, ya no soy ni tan joven ni tan novato, aunque todavía me queda mucho por aprender. En esta década me he dado cuenta de que he cambiado en mayor o menor medida algunos aspectos de mi labor docente, siendo uno de ellos los exámenes que le pongo a mis alumnos, y especialmente en lo que respecta a los problemas que planteo en ellos.
En mis primeros años solía poner los típicos problemas que aparecen en los libros de texto, que destacan por ser más bien aburridos, repetitivos y, en ocasiones, no muy cercanos a la vida cotidiana, pero, con el paso de los años, me fui animando a crear mis propios problemas. Algunos de ellos estaban protagonizados por mis propios alumnos, aprovechando que los iba conociendo y que me contaban sus aficiones, y eso se tradujo en que les hacía mucha ilusión salir en un problema del examen. Luego fui incorporando problemas relacionados tanto con personajes famosos y de ficción (desde Rafa Nadal hasta Homer Simpson pasando por Goku) como de situaciones reales (desde el porcentaje de mujeres en el Congreso de los Diputados hasta la altura de la torre de la Catedral de Málaga pasando por las dimensiones de las aulas del instituto).
Como todos sabemos, hace poco más de dos años la pandemia del coronavirus llegó a nuestras vidas. Al principio parecía algo lejano cuando empezaron a surgir los primeros casos de contagiados en China y los consiguientes confinamientos. Quién nos iba a decir que eso que veíamos por la tele íbamos a experimentarlo en nuestras propias carnes, que nos iba a afectar tanto y que todavía hoy siga siendo noticia de actualidad, aunque parece que, por suerte, ya estamos cerca del final. Pues bien, resulta que desde el comienzo de la pandemia decidí incorporar a mis exámenes problemas relacionados con el coronavirus, las vacunas, los contagios o las mascarillas para que mis alumnos viesen que las matemáticas pueden servir y sirven para entender mejor lo que está pasando en relación a la pandemia.
Sé que, al igual que yo, muchos profesores de Matemáticas también han creado problemas pandémicos en estos dos últimos años, tal y como he podido comprobar en Twitter, pues en dicha red social sigo e interactúo con algunos de ellos, así que he pensado en compartir con vosotros los que yo he ido inventando para qué sepáis a qué problemas relacionados con la pandemia se han tenido que enfrentar mis alumnos en este tiempo. Veréis que hay cierta variedad en lo que respecta a los contenidos que se trabajan en ellos (números naturales, fracciones, proporcionalidad, porcentajes, estadística, probabilidad), aunque no voy a poner todos porque algunos son muy similares; sin embargo, no hay tanta variedad en lo que a cursos se refiere, solamente 1º ESO y 2º FPB, aunque dentro de unos días voy a poner un problema en mi grupo de 1º Bachillerato de Ciencias Sociales en el examen de Probabilidad que obviamente no puedo compartir por aquí. Por cierto, como apunte es necesario indicar que los datos utilizados en estos problemas en su momento eran reales, aunque algunos ligeramente modificados para que los resultados sean más o menos exactos, con el objetivo de que los alumnos fuesen conscientes de la magnitud de todo lo que rodea a la pandemia.
 
1º ESO
En la ciudad china de Wuhan se ha construido un hospital para poder atender a los contagiados por el coronavirus, y se ha hecho en tan solo 10 días gracias al incansable trabajo de 7500 obreros. ¿Cuántos días habrían tardado en construirlo si solamente hubiesen trabajado 3000 obreros?
 
Una farmacia ha hecho un pedido de 30 paquetes de 10 mascarillas quirúrgicas, 25 paquetes de 5 mascarillas FFP2 y 18 paquetes de 12 mascarillas KN95. ¿De cuántas mascarillas se compone el pedido que ha hecho esta farmacia?

A principios del mes de septiembre, los maestros, profesores y personal de Administración y Servicios de los tres centros educativos de Cártama (41 del CEIP Nuestra Señora de los Remedios, 48 del CEIP La Mata y 59 del IES Jarifa) tuvimos que ir al centro de salud del pueblo para que nos hicieran el test rápido de la COVID-19 y así saber si estábamos o no contagiados. El centro de salud hizo los test durante cuatro días, de tal manera que cada día atendió al mismo número de personas. ¿A cuántas personas se le hizo el test rápido cada día?

El Teatro Cervantes de Málaga cuenta con un patio de 33 filas con 28 butacas en cada fila, además de una grada con 36 palcos de 8 butacas cada uno, pero, debido a las restricciones sanitarias por la pandemia del coronavirus, se deben dejar 486 butacas vacías para que el público pueda mantener la distancia interpersonal. ¿Cuántas butacas quedan disponibles para el público que vaya al Teatro Cervantes?

Un fabricante de gel hidroalcohólico envasa cada día 800 litros de este desinfectante de manos en botes de 2/5 de litro. ¿Cuántos botes de gel hidroalcohólico envasa cada día?

El Ministerio de Sanidad pretende alcanzar la inmunidad de rebaño el próximo verano tras haber suministrado la vacuna contra la COVID-19 al 70 % de la población española. Teniendo en cuenta que España tiene 47332620 habitantes, ¿cuántos españoles se espera que ya estén vacunados en verano?

A principios del mes de febrero, la tasa de incidencia de Cártama era de 878'9 contagiados por cada 100000 habitantes. ¿Cuántos cartameños estaban contagiados por aquel entonces sabiendo que el municipio cuenta con 26738 habitantes?

Hace 10 días, el 37'37 % de las camas UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) de los hospitales de Andalucía estaba ocupado por pacientes con patologías graves de COVID-19, concretamente 716 camas. ¿Cuántas camas UCI hay en total en los hospitales andaluces?

A mediados del pasado mes de septiembre se empezó a administrar la tercera dosis de recuerdo de la vacuna contra el coronavirus. Por aquel entonces, once quinceavos de la población y había sido vacunada con la pauta completa, un quinto de la población había recibido solamente una dosis, y el resto todavía no se había vacunado. ¿Qué fracción de la población no había recibido ninguna dosis de la vacuna a mediados de septiembre?

En España residen 44780700 personas a las que, por su edad, se les puede poner la vacuna contra la COVID-19. Sabiendo que el 87 % ya ha recibido la pauta completa, ¿cuántas personas han recibido ya las dos dosis de la vacuna en nuestro país?

Hace un par de semanas hubo ocho profesores que no pudieron ir a trabajar al instituto por haber dado positivo por COVID-19. Sabiendo que en el IES Jarifa hay un total de 59 profesores, ¿qué tanto por ciento del profesorado del instituto estaba contagiado hace dos semanas?

2º FPB
Se ha realizado un estudio sobre el número de alumnos que han dado positivo por COVID-19 en cada uno de los 20 grupos de un instituto. Los datos obtenidos han sido los siguientes:
1    3    2    4    1    3    3    2    2    3
2    4    2    1    2    2    2    4    1    1
  • Rellena una tabla de frecuencias a partir de estos datos.
  • Calcula la media.
  • Calcula la moda.
  • Representa los datos en un diagrama de barras.
Los 200 empleados de una empresa van a ser vacunados próximamente contra el COVID-19, de tal manera que 90 empleados recibirán la vacuna de Pfizer; 40, la de Moderna; y el resto, la de AstraZeneca. Calcula las siguientes probabilidades expresando el resultado tanto con un valor entre 0 y 1 como en porcentaje:
  • Que un empleado reciba la vacuna de Pfizer.
  • Que un empleado no reciba la vacuna de AstraZeneca.

Espero que os hayan resultado interesantes los problemas relacionados con la pandemia que he planteado a mis alumnos en algunos de los exámenes de Matemáticas que han tenido que hacer estos dos últimos años. Y, ya que estamos, os animo a que vosotros también compartáis vuestros problemas pandémicos en los comentarios, especialmente si abordan contenidos o son de otros cursos diferentes a los que yo he dejado por aquí, que seguro que también son interesantes.

Nota: este post forma parte del Carnaval de Matemáticas, que en esta nonagésima novena edición, también denominada 13.2: Johann Faulhaber, está organizado por Miguel Ángel Morales Medina a través de su blog Gaussianos.

sábado, 7 de mayo de 2022

No es mío, pero es interesante (CLVI)

Aquí tenemos una nueva entrega de 'No es mío, pero es interesante', una sección en la que os recomiendo las entradas de otros blogs y webs que más me han interesado en las últimas semanas. De nuevo, tenemos a dos blogs que acaparan casi todas las recomendaciones, concretamente Microsiervos y Ya está el listo que todo lo sabe, con ocho y siete posts, respectivamente. Con respecto a la variedad de contenidos, lo habitual: matemáticas, ciencia, curiosidades, vídeos, etc.
Echémosle un vistazo a la lista de enlaces de esta entrega:
¿Qué os han parecido las recomendaciones de esta entrega? Espero que os hayan gustado y que me lo hagáis saber a través de un comentario ;)