domingo, 4 de abril de 2021

La Semana Santa que casi tampoco fue

Hace justo un año, concretamente el día previo al Domingo de Ramos de 2020, publiqué una entrada sobre la Semana Santa que no iba a ser. Hoy, 365 días más tarde, Domingo de Resurrección de 2021, toca publicar otra entrada sobre la Semana Santa que confiábamos en que sí iba ser y que al final solamente ha sido algo. El año pasado nos encontramos de golpe y porrazo con que las procesiones se suspendían como consecuencia del estado de alarma en el que se vio inmerso todo el país por culpa de la pandemia del coronavirus, que sin duda alguna nos cambió la vida a todos, confinados en nuestras casas, sin poder salir a la calle más que para sacar la basura, ir al supermercado y para ya de contar. Este año tampoco ha habido procesiones, pero, al contrario que hace doce meses, al menos sí que hemos podido acercarnos a ver a los sagrados titulares de nuestras cofradías a sus templos y casas hermandad.
Hace un año pasamos del todo a la nada, ahora hemos pasado de la nada a un poquito. Que sí, que la Semana Santa de 2021 nos ha sabido a mucho, a muchísimo, teniendo en cuenta que todavía hoy estamos en estado de alarma y que las cifras de contagiados y muertos por el dichoso virus siguen aumentando día tras día en todos los rincones del mundo, pero al mismo tiempo, comparado con lo que estamos acostumbrados a vivir y sentir a lo largo de estos siete días, nos ha sabido a más bien poco, y es que la Semana Santa no es posible entenderla sin procesiones en la calle, sin el bullicio del público a cada paso que das, sin la música que se escucha a lo lejos y que te orienta para encontrar un cortejo, y sin esa explosión de religiosidad y arte que se despliega en toda la ciudad. Los cofrades necesitamos esa medicina cada año para curarnos, ahora bien, una cosa no quita a la otra, y es que entendemos perfectamente que tanto en 2020 como en 2021 no ha sido viable celebrar la Semana Santa tal y como la concebimos y conocemos porque la causa que lo ha impedido es algo que está por encima de cualquier otro motivo, y si hay que quedarse sin procesiones otros dos años, pues habrá que hacer de tripas corazón y esperar a que todo vuelva a la normalidad para que la Semana Santa sea eso, normal, que más nos fastidia, o al menos a mí, que no haya tronos en la calle por culpa de la lluvia.
Como decía, la buena noticia de la Semana Santa de 2021 es que, a falta de poder sacarlos a la calle, los cofrades hemos podido ir a visitar a nuestros sagrados titulares. Las cofradías y hermandades de Málaga han querido rellenar parte de ese vacío que se nos ha quedado montando en su mayoría novedosos altares en las iglesias y capillas en las que se veneran a nuestros cristos y vírgenes, unas pocas incluso en los propios tronos de procesión, algunas de ellas también con las puertas de sus casas hermandad abiertas para dar a conocer su patrimonio, incluso algunas se han atrevido a organizar pequeños conciertos para poner un poco de música a todas estas visitas, eso sí, cumpliendo rigurosamente con las medidas de seguridad e higiene necesarias para evitar aglomeraciones y posibles contagios. ¡Y qué diferencia con respecto al año pasado! Hace doce meses, los aledaños de los templos y casas hermandad estaban desérticos, como toda la ciudad, mientras que en esta Semana Santa la imagen que más se ha repetido ha sido la de las largas colas de cofrades esperando para poder ver a su Cristo y a su Virgen: en el Santuario de la Victoria, en Santiago, en Santo Domingo, en San Juan, etc. En mi caso, y aunque al principio no tenía en mente hacerlo, no he podido resistirme y me he acercado un par de tardes a ver a los titulares de las cofradías de la Humildad, Pasión, Penas, Rescate, Sentencia, Rico, Esperanza y Amor. He ido más que nada para quitarme un poco de ese mono de no poder ver procesiones en la calle, pero lo dicho, no ha sido nada comparable a ver un trono en la calle meciéndose a los sones de una marcha.
¿Y qué pasará en 2022? Hace un año decía que, si en 2021 todo volvía a la normalidad, tanto las procesiones de Semana Santa como la procesión magna con motivo del primer centenario de la Agrupación de Cofradías nos ayudarían a dejar atrás esa semana en blanco que nos dejó el 2020, pero resulta que ni ha vuelto la normalidad ni ha habido procesiones este año. Quién sabe si antes de que acabe el 2021 se podrá celebrar esa procesión magna tan deseada por todos los cofrades malagueños, aunque sinceramente lo veo muy complicado, o si para volver a ver un trono en la calle tendremos que armarnos de paciencia y esperar a la Semana Santa del año que viene, o incluso a la siguiente... Lo que sí está claro es que, sea cuando sea esa primera procesión, no va a ser exactamente igual a lo que ya conocemos, pues dudo mucho que se vayan a poder concentrar tantas personas en la calle sin ningún tipo de medida o control de un día para otro y recién salidos (eso esperamos) o casi saliendo de una pandemia que sigue condicionando nuestras vidas en todas sus vertientes.
Ya queda menos para que la Pollinica inaugure una nueva Semana Santa, para que el Señor de Málaga arrastre a miles de fieles tras de sí, para que los legionarios le canten 'El novio de la muerte' a su santo protector y para que el Resucitado ponga punto y final a siete días de procesiones en las que rememoraremos la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo por las calles de Málaga. Ojalá que sea muy pronto y que sea lo más normal posible.

jueves, 25 de marzo de 2021

XXXVI Olimpiada Matemática Thales

El pasado sábado 20 de marzo tuvo lugar la Fase Provincial de la XXXVI Olimpiada Matemática Thales de Andalucía, una edición que tendría que haberse celebrado hace un año, pero fue precisamente hace doce meses cuando el coronavirus llegó a nuestras vidas y el estado de alarma que se decretó en España obligó a paralizar todo, entre otras cosas la Olimpiada de 2º ESO, que en un primer momento se aplazó para semanas después ser suspendida definitivamente. Así pues, esta trigésima sexta edición que estaba prevista para 2020 se ha celebrado finalmente en el presente año 2021, pero, en vez de realizarse de manera presencial como suele ser habitual, ha tenido lugar de forma online, pues la situación sanitaria actual sigue siendo delicada y se debían evitar las aglomeraciones de alumnos, familias y profesores que solían darse cada año en las sedes de la Olimpiada Matemática Thales.
A pesar de esta modificación en la organización de la prueba, el número de alumnos que se inscribieron fue bastante alto y similar al de las últimas ediciones, concretamente más de 2600 participantes en toda Andalucía y por encima de los 500 en la provincia de Málaga, cuatro de los cuales fueron los alumnos de 2º ESO que representaron al IES Jarifa (Cártama), instituto en el que trabajo por cuarto curso consecutivo. La prueba daría comienzo a las 10:30 a través de la plataforma virtual de la SAEM Thales, de tal manera que los alumnos participantes dispondrían de dos horas para resolver los cinco problemas planteados, indicando para cada uno de ellos la respuesta que consideraban correcta, además del correspondiente razonamiento seguido para llegar hasta dicha solución. Los problemas más difíciles que se encontraron los participantes no fueron precisamente matemáticos, sino más bien técnicos, puesto que el servidor de la SAEM Thales se colapsó nada más empezar debido al gran número de usuarios que intentaron acceder a la plataforma al mismo tiempo, lo que provocó que muchos participantes tuvieran serias dificultades para realizar la prueba y que la organización se viese obligada a ampliar la duración de la prueba, primero hasta las 14:00 y finalmente hasta las 15:00, para compensar ese tiempo perdido.
Como la prueba tuvo que celebrarse de manera online, no fue hasta el pasado martes cuando pude hablar con los cuatro alumnos de mi instituto para preguntarles qué tal habían hecho la prueba. Tal y como me esperaba, todos ellos tuvieron diversos problemas para poder realizar la prueba, pues uno de ellos no pudo acceder a la plataforma a pesar de haberlo intentado desde varios dispositivos, otros dos tardaron bastante tiempo en conseguirlo, incluso algunos se percataron de que, una vez ya en la plataforma, se les borraban algunas de las respuestas que habían introducido. Por otra parte, los tres alumnos que consiguieron acceder a la prueba validaron sus respuestas poco antes de las 12:30, que era la hora límite que se estableció inicialmente, pero no sabían que, debido a los problemas técnicos que surgieron, se había ampliado dicha hora de entrega, y de haberlo sabido habrían seguido intentando resolver los problemas propuestos, ya que dejaron algunos sin hacer por falta de tiempo. Por lo tanto, la sensación que les ha quedado a mis cuatro alumnos, y me imagino que a otros muchos participantes, ha sido un tanto amarga por las complicaciones con las que se encontraron y que les impidieron disfrutar de la prueba a pesar de tener que celebrarse online y no de manera presencial, pero lo más importante de todo es que se hayan atrevido a participar y a dedicar la mañana de un sábado a resolver problemas de matemáticas a pesar de que la experiencia vivida no haya sido tan satisfactoria como se esperaba.
Para terminar, os dejo con el enunciado de uno de los cinco problemas que han sido propuestos en esta edición para que intentéis resolverlo y que compartáis vuestra solución en los comentarios.

REPARTO EN CAJAS
En un supermercado hay 360 botes de miel y 300 botes de mermelada. Se van a meter en cajas. Una vez finalizado han salido tres cajas más de botes de miel que de mermelada, y las cajas de miel contienen un bote menos que las de mermelada.
  • ¿Cuántas cajas había de miel?
  • ¿Cuántas cajas había de mermelada?
  • ¿Cuántos botes hay en cada caja de miel?
Explica el procedimiento que has seguido para resolver las tres cuestiones anteriores.

Nota: este post forma parte del Carnaval de Matemáticas, que en esta nonagésima cuarta edición, también denominada 12.1, está organizado por Moni Alus a través de su blog El mundo en un chip.

lunes, 15 de marzo de 2021

No es mío, pero es interesante (CXLVII)

Aquí tenemos una nueva entrega de 'No es mío, pero es interesante', una sección en la que os recomiendo las entradas de otros blogs y webs que más me han interesado en las últimas semanas. Como viene siendo habitual, hay un blog que acapara casi todos los posts, concretamente Microsiervos, con nueve aportaciones. Lo que tampoco cambia es la variedad de contenidos, pues hay ciencia, astronomía, curiosidades, vídeos, etc.
Echémosle un vistazo a la lista de enlaces de esta entrega:
¿Qué os han parecido las recomendaciones de esta entrega? Espero que os hayan gustado y que me lo hagáis saber a través de un comentario ;)

jueves, 4 de marzo de 2021

Viaje a España 2019: día 2

Martes, 26 de febrero de 2019

8:20
En cuanto sonó el despertador, me levanté para ducharme y asearme, tras lo cual dejé el baño libre a Fran, quien me confirmó que yo había roncado bastante y que no había podido dormir bien (obviamente, no era mi intención). A las nueve y media, ya con Jose y Miguel, salimos del hostal para buscar un sitio en el que desayunar; finalmente, fuimos a El Valenciano, donde desayuné pan tostado con aceite, un vaso de leche con Cola Cao y un churro que venía de acompañamiento (3'20 € en total).

Regresamos al hostal para recoger nuestro equipaje y hacer el check-out, tras lo cual nos dirigimos al coche para dejar las maletas en el maletero y poder visitar la ciudad tranquilamente. El primer sitio al que fuimos fue a la Catedral de Santa María de Regla, el monumento más importante de León, cuya entrada seguía costando lo mismo que cuando la visité el verano anterior (6 €).

Recorrimos el templo siguiendo las indicaciones de la audioguía al tiempo que contemplábamos la belleza y la luminosidad de sus coloridas vidrieras y de sus rosetones, así como la grandiosidad de su bóveda de crucería, dos indicativos muy claros del predominante estilo gótico que caracteriza a esta catedral.

También visitamos el magnífico trascoro, que cuenta con relieves de alabastro y un arco triunfal; las numerosas capillas situadas en las naves laterales y en la girola; el coro, con los órganos situados sobre la sillería de madera de nogal; y el altar mayor, en el que destaca el retablo mayor de estilo neogótico.

Después de visitar la catedral, recorrimos el casco histórico de León, empezando por la plaza Mayor, donde se erige el Antiguo Consistorio, para luego callejear hasta llegar a la plaza del Grano, en la cual destacan la fuente situada en el centro de la misma y la iglesia de Nuestra Señora del Mercado.

 
13:00
Tras un pequeño receso para que mis amigos se tomasen una caña en una taberna de la plaza, retomamos el callejeo para dirigirnos al Paseo de Papalaguinda, a orillas del río Bernesga. Ya en el Puente de los Leones, vimos el Monumento a los Reyes de León, que cada día muestra la fecha que es, y rodeamos la plaza de Guzmán el Bueno para volver al centro de la ciudad.

Al llegar a la plaza de Santo Domingo, nos desviamos por la calle Ramón y Cajal para ver el Monumento a las Infantas de León, parte de la muralla romana de León, la Torre del Gallo y la Basílica de San Isidoro, tras lo cual pusimos rumbo a la plaza de San Marcelo, donde se erige la Casa Botines y donde también pudimos contemplar tres maquetas de bronce a escala de la ciudad de León.

Ya pasaban unos minutos de las dos de la tarde, así que decidimos buscar un sitio en el que almorzar. El problema era que, al igual que el día anterior, buena parte de los bares y restaurantes estaban cerrados, entre ellos varios de los que queríamos probar, lo cual no terminábamos de comprender, y más teniendo en cuenta que León había sido el año anterior la Capital Española de la Gastronomía.

Al final comimos en la Tabierna Los Cazurros, donde con las bebidas (Coca-Cola en mi caso) nos pusieron unas tapas de patatas bravas y alitas de pollo. Luego pedimos croquetas caseras, una tosta de cecina y queso, una tabla de embutido de León, unos huevos para romper con jamón asado, setas a la plancha con queso azul y una degustación leonesa. Todo salió por 55'80 €, bastante bien de precio para todo lo que comimos.

Una vez almorzados, mis amigos fueron a tomarse un café enfrente del Ayuntamiento, y mientras tanto yo fui al Restaurante Ezequiel para comprar dos tripas de salchichón y una de chorizo (15'90 €). De nuevo con Jose, Miguel y Fran, dimos por concluida nuestra estancia en León y nos fuimos en busca del coche para continuar con nuestro viaje.

16:35
Nuestro siguiente destino era Asturias, y concretamente nos alojaríamos en Oviedo. Cogimos por la autovía A-66 y por la autopista Ruta de la Plata, por la cual tuvimos que pagar un peaje de 13'35 €. Atravesamos las imponentes montañas de la cordillera Cantábrica hasta adentrarnos en Asturias, de tal forma que eran las seis y diez de la tarde cuando llegamos a Oviedo.

Dejamos el coche en un garaje situado frente al Hotel Clarín, alojamiento en el que habíamos reservado dos habitaciones para tres noches (67'50 € por cabeza), de tal manera que Miguel y Fran se quedarían en la 402, mientras que Jose y yo compartiríamos la 403.

Después de descansar un buen rato en las habitaciones, así como de planear lo que haríamos esa noche y dónde cenaríamos, salimos a dar una vuelta a eso de las ocho y veinte, siendo la Basílica de San Juan El Real el primer lugar que visitamos, muy llamativa con su imponente y suntuosa fachada iluminada.

A continuación, callejeando nos topamos con la estatua de Woody Allen, a pocos pasos del Teatro Campoamor, pues fue allí donde recibió el Premio Príncipe de Asturias (actualmente, Premios Princesa de Asturias), y también cerca del teatro, en la plaza de la Escandalera, vimos la escultura de 'La Maternidad' de Botero.

Poco después llegamos a la plaza de la Constitución, donde se erige el Ayuntamiento, y muy cerca de allí encontramos la Sidrería El Gato Negro, que era el sitio donde pretendíamos cenar, y la verdad es que fue todo un acierto. Para beber, mis amigos se tomaron varias botellas de sidra, y yo agua, y luego pedimos cecina con queso de cabra, zamburiñas, fritos de bacalao, chorizo a la sidra y escalopines al cabrales. Sencillamente espectacular, hasta el pan estaba buenísimo, y en total nos costó 77'70 €.

Tras una cena deliciosa y contundente, dimos un paseo por el centro para bajar la comida. Subimos la calle Rúa hasta desembocar en la plaza de Alfonso II el Casto, en la cual se halla la Catedral de Oviedo, que estaba elegantemente iluminada, así como la escultura de 'La Regenta', ya que la historia que se narra en esta famosa novela de Clarín transcurre en esta ciudad.

Finalmente, llegamos al hotel poco antes de las once y media, cansados tras un día muy completo de mucho caminar, un viaje en coche y una gran cena. Pasada la medianoche, nos acostamos para descansar y reponer fuerzas para el siguiente día.

lunes, 22 de febrero de 2021

No es mío, pero es interesante (CXLVI)

Aquí llega una nueva entrega de 'No es mío, pero es interesante', una sección en la que os recomiendo las entradas de otros blogs y webs que más me han interesado en las últimas semanas. Como de costumbre, hay un blog que acapara casi todas las aportaciones, como es el caso de Microsiervos, con nueve posts. Lo que tampoco cambia es la variedad de contenidos recomendados: matemáticas, ciencia, astronomía, vídeos, curiosidades, etc.
Echémosle un vistazo a la lista de enlaces de esta entrega:
¿Qué os han parecido las recomendaciones de esta entrega? Espero que os hayan gustado y que me lo hagáis saber a través de un comentario ;)

sábado, 6 de febrero de 2021

Viaje a España 2019: día 1

Lunes, 25 de febrero de 2019
 
6:25
Como si de un día de trabajo se tratase, me levanté temprano a pesar de que estaba de vacaciones de Semana Blanca, pero resulta que me iba de viaje con unos amigos para visitar León y Asturias en coche, un viaje que se gestó apenas una semana antes, por lo que tuvimos que planificarlo deprisa y corriendo en pocos días; de hecho, lo empezamos sin saber dónde dormiríamos la última noche. A las ocho menos cuarto, Miguel me recogió en su coche junto con Jose y su hermano Fran para ponernos en carretera, haciendo la primera parada poco después de las nueve en el Restaurante Venta Los Cazaores para que mis amigos desayunaran, pues yo ya había desayunado en mi casa.
De nuevo en el coche, avanzamos por la autovía Ruta de la Plata. Tras una parada intermedia a la altura de Alcuéscar para estirar las piernas al mediodía, continuamos hasta llegar a la provincia de Salamanca, concretamente al Mesón Viejo del Jamón, restaurante en el que paramos a las dos y veinte para almorzar y reponer fuerzas. Me decanté por un menú de 10 € compuesto por sopa de cocido, huevos con jamón ibérico y patatas fritas, y natillas, así como agua para beber. Todo estaba bastante bueno, pero sobre todo el pan que pusieron de acompañamiento, tanto que nos lo acabamos enseguida y nos tuvieron que poner otra cesta de pan.


15:45
Al salir de allí, repostamos gasolina a las afueras de Salamanca, tras lo cual pusimos definitivamente rumbo a León, adonde llegamos minutos después de las seis de la tarde. Nos dirigimos al Hostal Alda Casco Antiguo, situado a muy pocos metros de la catedral y en el que pasaríamos esa noche (75'66 € dos habitaciones dobles, menos de 19 € por cabeza); en cuanto al reparto de las habitaciones, Jose y Miguel se quedaron en la 204, mientras que yo compartí la 102 con Fran.

No fue hasta las ocho de la tarde cuando salimos a dar una vuelta por la ciudad. En primer lugar, pasamos por delante de la catedral, cuya fachada principal seguía parcialmente oculta tras una lona y unos andamios, tal y como me la encontré cuando la visité el verano anterior. Luego recorrimos la calle Ancha, que para mi sorpresa estaba prácticamente desierta, al igual que el resto de calles del centro por las que estuvimos, y es que, en apenas unos minutos, León se convirtió en una ciudad totalmente distinta a la que recordaba de unos meses atrás.

Seguimos con nuestro paseo para acercarnos a la Basílica de San Isidoro, y a continuación nos dirigimos a la plaza de San Marcelo para ver tanto la Casa Botines, el edificio modernista obra de Antonio Gaudí, como el Palacio de los Guzmanes, que, debido a trabajos de restauración, estaba cubierto por varios andamios.


20:40
Nos adentramos en el Barrio Húmedo de León para tantear varios sitios en los que tapear algo, pero, como he dicho antes, las calles estaban desangeladas y los bares y restaurantes casi todos cerrados, entre ellos a los que pretendíamos ir, mientras que los pocos que estaban abiertos apenas tenían clientela en su interior.
Finalmente fuimos a Las Tapas del Húmedo, donde me tomé una Coca-Cola Zero acompañada de una pequeña sartén de huevos con patatas y chorizo (2'20 €); después, nos acercamos a Embutidos Entrepeñas, donde junto con el agua que pedí me pusieron una rebanada de pan con lomo y chorizo (1 €); y luego estuvimos en Pizzería La Competencia, donde la tapa que acompañó a mi segundo botellín de agua de la noche fue un trozo de pizza (1 €).

Probamos suerte en el Barrio Romántico, al otro lado de la calle Ancha, pero el panorama que nos encontramos fue prácticamente el mismo. Entramos en Camarote Madrid, uno de los pocos sitios que estaban abiertos, y allí cayó el tercer botellín de agua, esta vez con una ración de patatas fritas (1'80 €). Poco más podíamos hacer en la calle, así que nos fuimos directos al hostal, adonde llegamos sobre las once menos cuarto, mientras que apenas una hora después, tras ver un poco la tele y charlar con Fran, nos acostamos definitivamente.

viernes, 22 de enero de 2021

No es mío, pero es interesante (CXLV)

Aquí tenemos una nueva entrega de 'No es mío, pero es interesante', una sección en la que os recomiendo las entradas de otros blogs y webs que más me han gustado en las últimas semanas. Como suele ser habitual, hay algunos blogs que han conseguido colar más de una aportación, como son los casos de Microsiervos y Naukas, con seis y dos posts, respectivamente. Lo que tampoco cambia es la variedad de contenidos, pues hay matemáticas, astronomía, ciencia, curiosidades, vídeos, etc.
Echémosle un vistazo a la lista de enlaces de esta entrega:
¿Qué os han parecido las recomendaciones de esta entrega? Espero que os hayan gustado y que me lo hagáis saber a través de un comentario ;)