sábado, 8 de marzo de 2014

Vía Crucis de la Agrupación de Cofradías 2014

En la tarde noche de ayer, como cada primer viernes de Cuaresma, se celebró el Vía Crucis de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga. Este año, la imagen elegida ha sido la Nuestro Padre Jesús Nazareno bajo la advocación de "El Rico", titular cristífero de la cofradía del Miércoles Santo que hace ya 75 años que fue tallado por el escultor Navas Parejo.
Por segundo año consecutivo, la procesión no partió de la Iglesia de San Julián, sede del ente agrupacional, debido a las obras que se están llevando a cabo en calle Nosquera, pero tampoco lo hizo desde la Iglesia de Santiago, que es donde recibe culto esta imagen, ya que casualmente coincidía con la festividad de Jesús de Medinaceli; así pues, la cruz guía de la Agrupación se puso en marcha a las 19:30 desde la casa hermandad de la calle Victoria. El Nazareno fue en su trono de traslado sobre un risco de corcho adornado con lirios morados y romero, e iluminado por cuatro faroles cedidos por la cofradía del Monte Calvario. La talla presentó una estética dieciochesca con varios estrenos, en concreto una túnica con bordados inspirados en una anterior de hace ya más de un siglo, así como un juego de potencias y corona de espinas en plata.
El cortejo discurrió por las calles Victoria, Alcazabilla y Císter para llegar sobre las 20:30 al Patio de los Naranjos. El trono, que en el trayecto de ida estuvo acompañado musicalmente por la capilla musical Ubi Cáritas, entró en la Catedral poco antes de las nueve de la noche. Al contrario que en años anteriores, el cortejo recorrió todo el perímetro del templo; mientras tanto, se fueron rezando las catorce estaciones del Vía Crucis, en la que no pudo estar presente el obispo Jesús Catalá por encontrarse en Roma. La procesión avanzó a paso muy lento en la Catedral, lo cual se tradujo en un notable retraso, puesto que estaba previsto que empezara a salir a partir de las nueve y media, pero el trono no abandonó el primer templo de la ciudad hasta las 22:15 a los sones del 'Himno nacional' y de 'Nuestro Padre Jesús', las cuales fueron interpretadas por la banda de música Trinidad Sinfónica, que acompañó a Jesús El Rico el resto de la noche. El cortejo, que contó con varios hermanos portando cirios y con representantes de la propia cofradía, de otras hermandades y de la Agrupación, callejeó luego por el Centro Histórico hasta encerrarse pasada ya la medianoche en la casa hermandad de calle Victoria.