lunes, 18 de agosto de 2014

Cabo Trafalgar

El cuarto libro que he leído este verano ha sido 'Cabo Trafalgar', del escritor y periodista español Arturo Pérez-Reverte.
Con motivo del 200 aniversario de la batalla de Trafalgar, Arturo Pérez-Reverte nos trae este relato naval que recrea el combate que enfrentó a la escuadra inglesa comandada por Nelson y a la franco-española de Villeneuve frente a las costas de Cádiz el 21 de octubre de 1805. La novela está narrada desde el lado español, concretamente a través de los tripulantes del navío Antilla, que realmente no participó en la batalla pero que el escritor ha incluido como elemento de ficción para contarnos lo que sucedió en una de las páginas más tristes de la historia de España.
Suele suceder que cuando alguien te regala un libro no atine del todo, y en este caso se ha cumplido la regla. No las tenía todas conmigo antes de empezar a leerlo, pero al menos guardaba una pequeña esperanza de que me gustase ligeramente y que, al menos, me entretuviera su lectura. Me hubiera conformado con esto último, pero ni eso, pues no me ha enganchado en ningún momento. El relato me ha resultado un tanto pesado con un excesiva terminología naval (era de esperar teniendo en cuenta el hecho histórico que recuerda) que he sido incapaz de controlar, aunque lo que menos me ha gustado ha sido que es muy lento y repetitivo, ya que a veces te da la impresión de que lo que estás leyendo ya lo has leído unas páginas antes con otras palabras. La consecuencia de esto es que he avanzado y avanzado con la lectura como el que aprende a leer, es decir, sin saber lo que está leyendo, y es que realmente en ocasiones no he sido capaz de determinar qué personaje hablaba o qué barcos se estaban enfrentado en cada línea del relato. Sí que hay que destacar que está bien documentado y que las descripciones son bastante minuciosas, aunque no hubiera estado mal que de vez en cuando la narración cambiara de bando, pues se hace íntegramente desde el bando franco-español. También hay que destacar que es innegable que ha sido escrito por Pérez-Reverte, ya que son continuos los tacos e insultos que salpican sus páginas, y la caracterización de los personajes, especialmente en lo que a las palabras y las expresiones que utilizan se refiere, y es que continuamente te topas con frases escritas en andaluz o españolizadas del francés y del inglés. Bastante decepcionado me he quedado con esta obra de Arturo Pérez-Reverte, aunque también es verdad que lo tenía difícil para agradarme; quizás me atreva algún día con otro de sus libros, 'El club Dumas', probablemente el que más se asemeja a mis gustos literarios.