miércoles, 14 de octubre de 2009

¿Por qué las veletas tienen forma de gallo?

Los campanarios de las iglesias y demás templos religiosos suelen estar coronados por una veleta para indicarnos hacia dónde se dirige el viento, apoyado sobre una cruz horizontal que marca los cuatro puntos cardinales. Curiosamente, la mayoría de estas veletas están adornadas por un gallo, pero muchos de vosotros no sabréis cuál es la razón de ello; en las siguientes líneas, está la respuesta.
Esta costumbre tiene su origen en la Edad Media. En el siglo IX, el Papa Nicolás I decretó que colocaran un gallo en la parte más alta de las iglesias para simbolizar las tres negaciones de San Pedro a Jesús después de la Última Cena. San Marcos lo cuenta de esta forma en su Evangelio: "Antes de que cante el gallo, me negarás tres veces".
Este ave ha sido asociada universalmente a la salida del Sol, por lo que en el cristianismo transmite un simbolismo de luz y resurrección. El Papa pretendía representar la supremacía de lo espiritual sobre lo material. Como los campanarios de las iglesias ya estaban adornados con veletas y había que poner el gallo en el punto más alto, lo situaron encima de éstas, estableciendo así esta tradición casi universal.

1 comentario:

Juan Aguarón de Blas dijo...

A la cama no te irás sin saber una cosa más :-)

Perdona que no pueda comentar más a menudo, pero es que ando bastante liadillo.

Nos vemos!