domingo, 18 de junio de 2017

Ganador del Premio #CarnaMat84

Hace algo más de siete años, participé en la primera edición del Carnaval de Matemáticas con una entrada sobre la forma de las tarjetas de crédito, y desde entonces han sido muy pocas las veces que he faltado a esta cita mensual. Hace algo menos de seis años, publiqué otro post para el Carnaval sobre la famosa paradoja del cumpleaños que llegó a recibir unas 16.000 visitas en un solo día, cuando por aquel entonces mi blog acostumbraba a tener apenas 60-70 visitas diarias. Hace unos dos años, tuve el honor de organizar por primera vez una de las ediciones del Carnaval, y volví a repetir la experiencia de ser el anfitrión de esta fiesta de las matemáticas el pasado mes de marzo. Desde hoy, puedo presumir de haber ganado el Premio a la Mejor Entrada de la Edición 8.4 del Carnaval de Matemáticas gracias a un post en el que me hacía una pregunta tan curiosa y difícil de responder como cuál es el mejor número.
¡Cuánto me ha costado conseguir este premio! Mis aportaciones al Carnaval habían recibido varios votos y puntos en muchas de las ediciones convocadas hasta ahora, colándome alguna que otra vez en el podio, pero nunca había tenido la suerte de ser el ganador. No tenía muchas esperanzas de conseguirlo en esta edición, más que nada porque había 36 aportaciones, y entre ellas estaban las de consagrados blogueros matemáticos con varios premios a sus espaldas, pero el que la sigue la consigue. En total, mi entrada ha sido votada por 8 participantes que me han otorgado 18 puntos (4 + 4 + 2 + 2 + 2 + 2 + 1 + 1), seguida por otras aportaciones que han recibido 16 puntos, 15, 13, 9, 8... es decir, que el Premio #CarnaMat84 ha estado más que reñido.
Este galardón me ha hecho muchísima ilusión conseguirlo, y eso que no tiene asociado ni dinero ni ningún regalo físico, ni falta que hace, sino solamente un distintivo de ganador que es el que a partir de ahora luciré con orgullo en el lateral derecho del blog y que también incluyo en esta publicación. Obviamente, tengo que darle las gracias a las ocho personas que votaron mi entrada por considerar que era una de las mejores, pero sobre todo a Amadeo Artacho, y no por haber sido el anfitrión de la Edición 8.4 desde su blog matematicascercanas, sino porque se puso en contacto conmigo antes de que diese comienzo para animarme a participar cuando realmente yo no tenía pensado hacerlo por estar un poco agobiado con el trabajo; si no es por él, todavía estaría suspirando por uno de los premios del Carnaval de Matemáticas.
Ojalá que éste sea el primero de muchos premios que consiga de aquí en adelante, lo cual será un claro indicativo de que sé transmitir a los demás mi pasión por las matemáticas, aunque lo más importante es que entre todos sigamos divulgándolas, cada uno a su manera, cada uno como mejor sepa. ¡Nos vemos en las siguientes ediciones del Carnaval de Matemáticas!

domingo, 28 de mayo de 2017

¿Cuál es el mejor número?

Números hay muchos, tantos que son infinitos. Los hay de una cifra, de dos, de tres, de diez, de miles y miles de cifras. Los hay naturales, enteros, racionales, irracionales, reales e incluso imaginarios. Algunos son pares y otros, impares. Algunos son positivos y otros, negativos, aunque hay quien no es ni uno ni lo otro. Los hay sin decimales, con decimales exactos, periódicos puros, periódicos mixtos, no periódicos. También encontramos números primos, amigos, perfectos, trascendentes, narcisistas, abundantes, capicúas, felices, odiosos, etc. Como veis, números los hay de innumerables (nunca mejor dicho) tipos y colores, pero ¿cuál es el mejor número? ¿Cuál es el Messi o el Cristiano Ronaldo de los números?
Responder a esta pregunta es harto difícil, por no decir imposible. ¿Cómo diantres elegimos al mejor número? ¿En qué criterios nos basamos? Hay quien parece haber encontrado la respuesta, y además es el culpable de que haya publicado esta entrada. No es otro que Sheldon Cooper, el peculiar protagonista de la serie 'The Big Bang Theory'. Este personaje televisivo, tan adorable y repelente al mismo tiempo, preguntó a sus amigos en uno de los capítulos cuál es el mejor número, tal y como podéis ver en el siguiente vídeo, aunque, por si acaso el vídeo es eliminado de YouTube, a continuación también incluyo los motivos que él da para afirmar que el 73 es el mejor número de todos:

El 73 es el vigesimoprimer número primo, leído al revés es el 37 que es el decimosegundo, que al revés es el 21, que es el resultado de multiplicar, agarraos fuerte, 7 por 3. En binario, el 73 es un palíndromo, 1001001, que al revés es 1001001, exactamente igual.
Parece que el 73 es un buen candidato al premio al mejor número, pero ¿tiene rivales? ¿Qué os parece el 2? Es el único número primo que es par, es un número de Fibonacci, por dos puntos pasa una única recta, se necesitan al menos dos símbolos para crear un sistema de numeración (en este caso el binario, que es el utilizado en computación), representa la dualidad (el bien y el mal, el blanco y el negro, el día y la noche, el hombre y la mujer, el frío y el calor...) y la simetría (tenemos dos ojos, dos orejas, dos brazos, dos piernas, dos pulmones...), etc. ¡Vaya! No es mal competidor, aunque, ya que estamos con los números primos, qué decir del 3, que es el primo impar más pequeño, también es un número de Fibonacci, se necesitan al menos tres lados para construir un polígono (el triángulo) y tres puntos para definir un plano (por eso los trípodes tienen tres patas), tres son las dimensiones con las que representamos la realidad (largo, ancho y alto), tres son los colores primarios de la luz (rojo, verde y azul), etc. Este número tampoco está nada mal, ¿eh?
¡Espera un momento! ¿Dónde he visto yo también el 3? ¡Ah, sí! ¡En el número pi (π)! El profesor Frink nos amenaza diciendo que π es 3, pero no, es un poquito más, concretamente 3'1415926535... y no pongo más decimales porque tiene infinitos y no me caben aquí. No sé si es el mejor número o no, pero seguramente sea el más famoso de todos, y no porque represente la relación entre la longitud de una circunferencia y su diámetro, que es realmente por lo que es importante, sino porque es el primer número expresado con una letra con el que nos topamos en la asignatura de Matemáticas (para que luego digan que los de ciencias no sabemos de letras) en el colegio o instituto. ¿Quién no lo ha utilizado para calcular el área de un círculo, o el volumen de un cilindro o expresar un ángulo en radianes? ¡Si hasta las calculadoras científicas tienen una tecla para el número π! Tan especial es este número que existe el día de π (el 14 de marzo), le han dedicado poemas, canciones...
¿Hay más números representados por una letra? Pues sí, hay unos cuantos que también son bastante conocidos y utilizados. Uno de ellos es el número e, cuyo valor es 2'7182818284... y, al igual que π, también tiene algún que otro poema dedicado, aunque si por algo es conocido es porque es la base de los logaritmos neperianos y porque aparece en situaciones tan dispares como son la prueba del carbono 14 para determinar la antigüedad de restos fósiles o arqueológicos, el cálculo del interés compuesto que genera un capital invertido, el crecimiento exponencial de la población, etc. Hay otro número con letra y con infinitos decimales que también merece unas líneas, y no es el otro que el número áureo (Φ), que ya con ese nombre nos hace pensar que es otro gran candidato a ser considerado como el mejor número de todos. Con un valor igual a 1'6180339887..., está íntimamente relacionado con la sucesión de Fibonacci (1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34...), ya que el cociente de dos números de Fibonacci consecutivos tiende a ser igual al número áureo. Su presencia en la naturaleza está más que demostrada, pues lo podemos encontrar en la distribución de las hojas en un tallo y de los pétalos en una flor, así como en las conchas del nautilus, por poner algunos ejemplos; además, el hombre, viendo la belleza que aporta esta dorada proporción, ha tratado de plasmarla en numerosas manifestaciones artísticas desde hace cientos y miles de años (en el Partenón de Atenas, en la Gran Pirámide de Guiza...).
¿Volvemos a los números de toda la vida, a los que no tienen decimales? ¿Qué os parece el currículum del 5? Como algunos de los números que hemos visto antes, también es primo y aparece en la sucesión de Fibonacci, pero es que además resulta que solamente hay cinco poliedros regulares (polígonos regulares hay infinitos, pero sí, poliedros regulares son cinco), cinco dedos tenemos en cada mano y en cada pie, y, para rematar la faena, resulta que es el único número que tiene tantas letras (C-I-N-C-O) como su propio valor, al menos en español. ¡Vaya número tan chulo! Pues atentos al 7, otro primo que se cuela en nuestra lista de candidatos, ya que estoy seguro de que te refieres a él casi todos los días sin darte cuenta. ¿No te lo crees? ¿Sabes cuántos días tiene una semana, colores tiene el arco iris, notas tiene la escala musical, bellas artes hay, sacramentos tiene el catolicismo, maravillas de Mundo Antiguo había, vidas tiene un gato...? ¡Sí, siete! Por otra parte, al principio nos preguntábamos cuál es el Messi o el Cristiano Ronaldo de los números. Cristiano luce en su espalda el 7, uno de los dorsales míticos del fútbol, así que este número no podía faltar aquí.
Eso sí, si hablamos de dorsales míticos, y habiendo nombrado a Messi, qué decir del 10. No es solamente un gran candidato por la larga nómina de leyendas futbolísticas que han llevado ese número en algunos de sus equipo (amén del argentino, ahí están Pelé, Maradona, Zidane, Platini, Totti, Ronaldinho...), eso es lo de menos, sino porque siempre ha estado asociado a la perfección, o es que nunca has deseado sacar un 10 en el examen de Matemáticas. Ya era considerado un número especial por Pitágoras y su escuela, que en esto de las matemáticas eran unos hachas, puesto que se pueden disponer diez puntos en cuatro filas formando un triángulo con un punto en la primera fila, dos en la segunda, tres en la tercera y cuatro en la cuarta, motivo por el cual el 10 es uno de los números triangulares; además, si por algo es importante el diez en nuestro día a día es porque nosotros expresamos los números en sistema decimal, el cual utiliza diez cifras (0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9).
Si el 10 es un número de perfección, qué mejor perfección que ser el número 1. Probablemente fue el primer número que se inventó, en aquellos tiempos en los que vivíamos en cavernas y empezamos a marcar con trazos verticales (casi todas las civilizaciones lo han representado así, qué casualidad) para hacer recuentos de lo que teníamos a nuestro alrededor. Y si hablamos de propiedades matemáticas, resulta que el 1 es el único número impar que no es primo, es un número de Fibonacci, y además es el único que puede presumir de ser al mismo tiempo triangular, cuadrado, pentagonal, hexagonal, heptagonal, octogonal, etc. ¿Y qué pasa con el 0? Aunque parezca mentira y vaya en contra de nuestra intuición, el cero fue la última de las diez cifras en inventarse, al menos en la notación posicional que utilizamos actualmente, y si de algo puede presumir este número en comparación con todos los demás es que es el único que no tiene signo, es decir, ni es positivo ni es negativo, sino neutro, lo cual lo convierte en un número muy especial. Por otra lado, como representa el vacío, la nada, es imposible que podamos hacer una división con el cero como divisor. ¿No te lo crees? ¿Has probado a dividir, por ejemplo, 6 entre 0 en la calculadora? ¿Te sale "Math Error"?
¡Qué difícil está siendo esto de elegir el mejor número! Os propongo otro: el 1729. ¿Cómo? ¿El 1729? ¿Qué le pasa a este número? Pues lo pongo por aquí porque tiene una curiosa anécdota por detrás que tuvo lugar hace aproximadamente un siglo. Resulta que el matemático indio Ramanujan estaba hospitalizado en Londres y su amigo Hardy, un matemático inglés, fue a visitarle, para lo cual cogió un taxi cuyo número era precisamente el 1729. A Hardy este número le parecía uno más sin importancia, pero Ramanujan le respondió rápidamente que no, que era un número muy interesante, puesto que era el más pequeño que se podía expresar como la suma de dos cubos de dos maneras diferentes. Por esta razón, a este número se le conoce como número de Hardy-Ramanujan, y la generalización de esta propiedad derivó en los llamados números taxicab. ¿Cómo te has quedado? Seguro que boquiabierto como Hardy cuando escuchó la respuesta de su amigo Ramanujan.
Podríamos seguir analizando muchos más números que también merecen ser considerados como el mejor, pero creo que ya hemos visto bastantes aspirantes a conseguir tan preciado honor, y además no dispongo de mucho más tiempo para escribir, que el trabajo apremia. Así pues, para mí el mejor número es... No lo sé. No soy capaz de decidir qué número está por encima de todos los demás, pues para mí todos son importantes. Sí, es cierto que algunos son más útiles que otros, pero elegir al que se llevaría el Balón de Oro de los números me resulta poco menos que imposible. Sheldon Cooper parece tenerlo muy claro. ¿Y tú? ¿Cuál es para ti el mejor número?

Nota: este post forma parte del Carnaval de Matemáticas, que en esta septuagésima cuarta edición, también denominada 8.4, está organizado por Amadeo Artacho a través de su blog matematicascercanas.

jueves, 18 de mayo de 2017

No es mío, pero es interesante (CII)

Aquí llega una nueva entrega de 'No es mío, pero es interesante', una sección en la que os recomiendo las entradas de otros blogs y webs que más me han gustado en las últimas semanas. Como viene siendo habitual, algunos blogs aportan más de una entrada, como son los casos de Microsiervos, Ya está el listo que todo lo sabe e Hipertextual, con diez, tres y dos aportaciones, respectivamente. Lo que tampoco cambia es la variedad, pues encontraréis un poquito de todo: matemáticas, ciencia, astronomía, curiosidades, magia, vídeos, etc.
Repasemos la lista de hoy:
¿Os han gustado las recomendaciones de esta entrega? Espero que así haya sido y que me lo hagáis saber a través de un comentario ;)

lunes, 8 de mayo de 2017

Adivina quién soy (XXXI)

Ya tenemos aquí una nueva prueba del 'Adivina quién soy', un juego en el que tendréis que averiguar quién es el personaje famoso que se esconde tras las pistas que os iré proporcionando poco a poco. Las normas que hay que seguir ya son conocidas por todos, pero las recuerdo por si hay algún despistado:
  • Sólo se puede dar una respuesta por cada pista que se proporcione (las tres primeras pistas cuentan como si fueran una sola), es decir, no vale decir el nombre de dos o más personajes entre la pista 'X' y la 'X + 1'. Si alguien incumple esta norma, no se tendrán en cuenta sus posteriores intentos en dicha prueba, pero sí podrá participar en las posteriores.
  • Si queréis una nueva pista, basta con que dejéis un comentario en el que intentéis adivinar el personaje, es decir, tendríais que decir algo como 'Creo que es Pepito Pérez'.
  • Sólo proporcionaré una pista por día, por lo que si hoy dos personas propusiesen dos soluciones posibles, hoy os daría una pista y mañana otra.
  • No se puede participar identificándose como 'Anónimo'. Toda respuesta que se dé con dicha identificación no será tenida en cuenta bajo ningún concepto.
  • En el caso de que se lleguen a dar diez pistas, el plazo para responder terminará a las 23:59h del día siguiente al que se publicó la décima pista. Si nadie lo adivina, os daré la solución y la explicación de todas las pistas.
Y las pistas son las siguientes:
  1. Hombre.
  2. Muerto.
  3. Multinacional.
¡Mucha suerte!

martes, 25 de abril de 2017

Premio #CarnaMat82

Una vez terminado el plazo para votar y realizado el recuento de los votos emitidos, ha llegado el momento de dar a conocer cuál ha sido elegida como la mejor entrada de la Edición 8.2 del Carnaval de Matemáticas de entre las once aportaciones que han participado en dicha edición, las cuales recuerdo que podéis consultar en el resumen que publiqué a comienzos de este mes. Hemos tenido un ganador destacado, pero es necesario resaltar que todas las entradas (a excepción de la del anuncio del ganador de la anterior Edición 8.1) han recibido al menos un punto, claro indicativo de que la calidad de las entradas participantes ha sido más que notable.
Así pues, tengo el honor de anunciar que el Premio a la Mejor Entrada de la Edición 8.2 del Carnaval de Matemáticas es para
Mi más sincera enhorabuena al ganador, que se lleva tan preciado galardón tras conseguir 14 puntos repartidos en cuatro votos (4 + 4 + 4 + 2). La lista con el resto de entradas votadas ordenadas según las puntuaciones obtenidas queda de la siguiente manera:
Con el anuncio de la entrada ganadora queda oficialmente clausurada la Edición 8.2 del Carnaval de Matemáticas. Muchas gracias a todos los participantes, a los que habéis emitido vuestros votos y a todos los que habéis seguido esta edición de una forma u otra. Es gracias a todos vosotros que las matemáticas siguen teniendo un pequeño pero importante hueco dentro de la blogosfera. Y ya sabéis, a seguir divulgando las matemáticas en futuras ediciones del Carnaval de Matemáticas.

Nota: este post forma parte del Carnaval de Matemáticas, que en esta septuagésima tercera edición, también denominada 8.3, está organizado por Luisa María Fernández a través de su blog Semillas.

martes, 18 de abril de 2017

Una Semana Santa inolvidable entre dos tierras

Hace un par de años por estas fechas publicaba mi habitual reseña de cada Semana Santa, y en ella destacaba por encima de todo que la de aquel año había sido la mejor de la historia. Pues bien, resulta que ese calificativo habría que asignárselo ahora a la Semana Santa de 2017, y es que, si bien de nuevo la climatología se ha comportado todos y cada uno de los días (con bastante calor en ciertos momentos), este año hemos tenido la suerte de contar con la incorporación de dos nuevas imágenes: la de María Santísima del Patrocinio Reina de los Cielos, de la hermandad de la Salutación, y la de Nuestro Padre Jesús Nazareno Redentor del Mundo, de la hermandad de la Mediadora. Pero las buenas noticias no acaban aquí. Después de muchos años de anhelos y de promesas que se llevaba el viento, esta vez sí que sí me he decidido a ver la Semana Santa de Jerez de la Frontera, que también ha tenido la suerte de no ser interrumpida por la temida lluvia, tanto el Jueves como el Viernes Santo, con una Madrugá de por medio inclusive, así que en años venideros tocará volver a tierras jerezanas para completar el resto de días. Me ha costado mucho perderme procesiones tan señeras y de mi gusto como las de la Cena, Mena, Esperanza, Vera Cruz, Dolores de San Juan, Sepulcro o Servitas, pero ya tocaba cambiar de aires y empezar a conocer a fondo la Semana Santa jerezana después de más de 15 años sin verla en directo.
El Domingo de Ramos lo inauguró, como es costumbre, la procesión de la Pollinica, que sigue apostando por el paso por calle Ollerías tras el cambio de recorrido que hizo el año pasado y que ya presenta algunas fases del dorado del trono de Nuestro Padre Jesús a Su Entrada en Jerusalén. Por la mañana también pudimos disfrutar de Lágrimas y Favores, una de las procesiones que más gente atrae, y con motivo, en esta interminable jornada después de que hace un par de años se incorporase el cortejo de Humildad y Paciencia, que, tras tener que volverse al poco de salir en 2016 por culpa de la lluvia, este año sí que pudo volver a completar su recorrido con normalidad al igual que en su debut. También el agua que cayó del cielo obligó a Humildad a dar marcha atrás el año pasado, por lo que este año se resarció con la seriedad que caracteriza a sus filas nazarenas. El Huerto parece haber encontrado su sitio en mitad del Domingo de Ramos a pesar de que se echa de menos que sea de las últimas por su importancia, aunque con la ubicación de su casa hermandad se antoja difícil. Uno de los cambios más notables del día lo protagonizó la Salud, que adelantó dos puestos para no encerrarse tan tarde, aunque lo que no pudo evitar fue un parón tras hacer estación de penitencia en la Catedral a la espera de que calle Larios quedase expedita. Dulce Nombre aportó varios estrenos, como dos nuevos soldados que enriquecen la escenificación de las Negaciones de San Pedro y la gloria del palio de la Virgen, pero sin duda alguna el estreno más esperado lo trajo Salutación con la primera salida procesional de María Santísima del Patrocinio Reina de los Cielos, que estuvo acompañada en su trono por un San Juan. El punto y final a esta maratoniana jornada lo puso el Prendimiento, que volvió a ser el referente pasada la medianoche en las empinadas Dos Aceras y Carrión.
Si el Domingo de Ramos se resarció de la lluvia caída el año pasado, el Lunes Santo no fue menos, empezando por Crucifixión, que estrenó recorrido por calle Nueva, todo un acierto, pero que chirrió, y mucho, en el trono del Cristo, pues la mecida no iba acompasada con las marchas que interpretaba la banda que lo acompañaba. Gitanos aporta ese punto diferente con los cánticos y bailes calés, pero, bajo mi punto de vista, siguen cometiendo el error, como consecuencia, alejar a las bandas de los tronos, en especial en el de Nuestro Padre Jesús de la Columna. Dolores del Puente supone el contrapunto a su predecesora en el recorrido oficial con un mayor recogimiento y unas crucetas musicales exquisitas y muy adecuadas a sus titulares. Pasión, que fue la única cofradía que no pudo procesionar hace un año por culpa de la lluvia, nos regaló en éste una entrada en la Catedral de Nuestro Padre Jesús de la Pasión sencillamente espectacular con las marchas 'Amor de madre', 'Costalero del Soberano' y 'Tras de Ti, Simón', bajo mi punto de vista los mejores minutos de esta Semana Santa. Estudiantes, como no podría ser de otra forma, representó uno de los platos fuertes de la jornada gracias a su extenso cortejo nazareno y al tradicional acto de la Plaza del Obispo que tanta gente congrega. La nota negativa la puso la cofradía del Cautivo, o mejor dicho los dos indeseables que provocaron una estampida en calle Carretería que hizo que cundiera el pánico y que se dispersara el cortejo, pero, todo hay que decirlo, también muy mal su hermano mayor, que en los medios amenazó con la salida del Cautivo de la Agrupación de Cofradías si no le cambian el horario. Pues menos mal que esto ocurrió a las dos de la madrugada y no en plena tarde o noche del Lunes Santo, que si no este incidente sí que hubiese terminado en desgracia.
El Martes Santo ya es habitual abrirlo con el Rocío y la gran expectación que genera, más si cabe desde que la Virgen fuese coronada canónicamente, pero también por los numerosos enclaves en los que la procesión invita a ser disfrutada: Tribuna de los Pobres, calles Nueva y Echegaray, etc. He de reconocer que ya no soy muy objetivo al hablar de las Penas, y más concretamente del paso del Santísimo Cristo de la Agonía por San Agustín, único momento de la Semana Santa que me obliga a coger sitio cerca de dos horas para no perdérmelo año tras año, aunque esta vez tengo que decir las marchas elegidas para tal ocasión no han terminado de llenarme del todo. Lo de Nueva Esperanza es para quitarse el sombrero, y es que parece mentira que con el recorrido tan largo que tiene los tronos estén tan bien llevados y tanto público a su alrededor. De la Humillación podemos decir casi lo de siempre, y es que parece encontrarse un escalón por debajo del resto de cofradías del Martes Santo en casi todos los aspectos, aunque se atisban pequeñas mejoras que ojalá sean más en años futuros. El Rescate ha dado un importante salto desde que pasó de seis a ocho varales en sus dos tronos, lo cual repercute en un mejor procesionar y, sobre todo, en que lleguen mejor al encierro. Finalmente, la Sentencia cerró el Martes Santo con un cortejo cada vez más cuidado y, como ya es costumbre, con una gran petalada a su Virgen en calle Cárcer minutos antes de encerrarse.
El Miércoles Santo nos presentó otro de los grandes estrenos de esta Semana Santa, y no fue otro que la primera salida procesional de Nuestro Padre Jesús Nazareno Redentor del Mundo, titular cristífero de la Mediadora que además nos aporta la nueva iconografía en la que Jesús abraza la cruz en la que será crucificado. Salesianos es una de esas cofradías que con el paso de los años está perdiendo fuelle, y gran parte de culpa la tiene esa maldita decisión de acompañar el trono con cornetas y tambores cuando es de cajón que lo que le viene como anillo al dedo es una banda de música que interprete un repertorio de marchas serias. Fusionadas da gusto verla por la gran variedad de estilos que presenta, y es que por sus características (saca cuatro tronos a la calle en esta jornada) parece que nos encontramos al mismo tiempo con cuatro cofradías distintas y con una sola. La Paloma no pudo estrenar este año como estaba previsto el nuevo trono de la Virgen, así que habrá que esperar otro más para saber si el que lo sustituye está a la altura del actual. El Rico se quedó sin poder indultar a un preso debido a que ninguna de las propuestas había sido aceptada por el Ministerio de Justicia, lo que obligó al cortejo a discurrir por calles del Soho para compensar la suspensión del acto de la liberación en la plaza del Obispo y no entorpecer al resto de hermandades; ahora bien, la cofradía propone que la liberación se efectúe en las próximas semanas con la condición de que sus dos titulares vuelvan a salir en sus tronos procesionales, una medida para mi gusto equivocada teniendo un trono de traslado que para esta ocasión puede servir. La Sangre vuelve a parecer un tanto estancada; si bien el año pasado se lució con el nuevo manto de la Virgen, ahora podrían ponerse manos a la obra para cambiar algunas figuras secundarias del trono del Cristo, como por ejemplo Longinos y su caballo. Por último, la Expiración volvió a hacer gala de su elegancia con el acompañamiento de la Guardia Civil, del respeto que infunde su Cristo con otra de las grandes crucetas musicales de nuestra Semana Santa y de la grandiosidad que transmite la Virgen de los Dolores en su trono.
El Jueves Santo supuso mi retorno a la Semana Santa de Jerez después de, literalmente, más de media vida sin verla, pues tengo 30 años y hacía ya por lo menos quince, quizás más, que no pasaba parte de esta semana allí. La primera hermandad en pasar por la carrera oficial fue la de la Vera Cruz, que por su 475 aniversario procesionó por primera vez un paso alegórico del Triunfo de la Santa Cruz, el cual iba acompañado musicalmente por una capilla de ministriles que le daba un toque medieval más que singular; de igual forma procesionaba el paso del Santísimo Cristo de la Esperanza, acompañado por los ladrones Dimas y Gestas, mientras que Nuestra Señora de las Lágrimas iba con banda de música. La hermandad de la Redención, la más joven de esta jornada, sacó un único paso (la Virgen todavía no sale en procesión) que representa el momento en el que Jesús es abofeteado por un siervo de Caifás, el cual pude ver en una de las calles más cofrades de la ciudad, la calle Tornería. Justo antes de la recogida, en la estrecha calle Carpintería Baja, pude contemplar el paso de misterio de la cofradía de la Lanzada, que como su propio nombre indica muestra a Longinos atravesando el costado de Cristo en presencia de María Santísima de Gracia y Esperanza. En la Plaza de la Asunción, de camino a su templo de Santo Domingo, vi el cortejo de la Oración en el Huerto, con un enorme paso de misterio en el que un ángel acompaña a Jesús, mientras que otro ángel es el que hace lo propio con María Santísima de la Confortación. Para terminar con el Jueves Santo propiamente dicho, terminé con la recogida de la hermandad del Mayor Dolor, denominada así por su titular mariana, y cuyo paso del Ecce-Homo, un poco feo para mi gusto por las dos plantas de las que se compone, representa a Jesús presentado por Poncio Pilatos y empujado por un sayón.
La Madrugá de Jerez de la Frontera la abre la hermandad del Santo Crucifijo, también conocida como El Silencio porque así va todo el cortejo, sin ningún tipo de acompañamiento musical para los dos pasos, el del Santo Crucifijo de la Salud y el de María Santísima de la Encarnación. También va en completo silencio la cofradía de las Cinco Llagas, siendo sus titulares María Santísima de la Esperanza y Nuestro Padre Jesús de la Vía-Crucis, del cual me llamaron la atención dos detalles: el primero, que para salir de su templo le tuvo que ser retirado parte del patíbulo de la cruz que lleva al hombro para poder pasar por la puerta, y el segundo, que su paso está adornado con césped en vez de con el tradicional monte de flores o de corcho. La tercera hermandad de la Madrugá se corresponde con la del Nazareno, en cuyo paso de misterio aparece Jesús con la cruz a cuestas siendo tirado por el sayón Marquillo, mientras que luego, antes del paso de palio de Nuestra Madre y Señora del Traspaso, me encontré con otra de las curiosidades de la Semana Santa de Jerez, y es que algunas cofradías, entre ellas ésta, procesiona también a San Juan solo en un paso portando una palma en su mano; por otra parte, cabe mencionar además que los tres pasos de esta hermandad van llevados al hombro y con la ayuda de horquillas, algo que nunca había visto en persona hasta ahora, solamente en fotos y vídeos. En la carrera oficial le sigue la cofradía de la Buena Muerte, la cual pude ver en su salida desde la iglesia de Santiago después de varios años sin poder hacerlo por obras de restauración de este templo, así como escuchar las saetas que los vecinos del barrio de Santiago le dedicaban tanto al Santísimo Cristo de la Buena Muerte como a María Santísima del Dulce Nombre. La última cofradía en procesionar en esta Madrugá es la de la Yedra, con el imponente paso de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y Humildad, misterio que representa a Jesús escuchando la sentencia de Poncio Pilatos al tiempo que libera a Barrabás, y el paso de palio de Nuestra Señora de la Esperanza.
El Viernes Santo comienza con la procesión de la Exaltación, cuyo paso de misterio, en el que aparece Jesús crucificado y siendo alzado por sayones, es uno de los más grandes de la Semana Santa jerezana, y de que también merece destacar la belleza de María Santísima de la Concepción Coronada. A continuación, la hermandad del Loreto, llamada así por su titular mariana, Nuestra Señora de Loreto en su Soledad, que procesiona en el único paso de la cofradía sola al pie de la cruz acompañada por una capilla musical; por cierto, que esta Virgen es la patrona del Ejército del Aire, motivo por el cual de uno de sus brazos cuelga un pequeño avión. Una de las hermandades más llamativas de Jerez es la del Cristo, ya que el Santísimo Cristo de la Expiración, que lleva pelo natural, va en una cruz de plata del cual cuelga una especie de manto, y además no es portado por costaleros, sino al hombro y a horquilla, así como los pasos de San Juan (ésta es otra de las cofradías que procesiona al 'Juanillo') y de María Santísima del Valle Coronada. De la iglesia de la Victoria vi salir la hermandad de la Soledad, que toma su nombre de su titular mariana, Nuestra Madre y Señora de la Soledad, una de las más veneradas de la ciudad, y cuyo paso de misterio, conocido popularmente como 'El Pegaso', representa el Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo. El día de luto lo cerraría, como no podía ser de otra forma, la hermandad de la Piedad, cuyo primer paso se corresponde con el Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo, el cual va encerrado en una urna acristalada, mientras que en el paso de palio Nuestra Señora de la Piedad va acompañada de San Juan y las tres Marías.
Ya de vuelta en Málaga, el Domingo de Resurrección relució el sol y apretó el calor para cerrar la Semana Santa con la procesión del Santísimo Cristo Resucitado y María Santísima Reina de los Cielos. Como es habitual, el cortejo del Cristo estuvo compuesto por representaciones de nazarenos de las cofradías del Domingo de Ramos, Lunes Santo y Martes con sus respectivos guiones corporativos, mientras que el de la Virgen lo componían los del Miércoles, Jueves y Viernes Santo. Cabe destacar que, si se cumplen los plazos previstos, el próximo año el Resucitado estrenará un nuevo trono que sustituirá al actual, de muy poca calidad para la escena que representa.
Una Semana Santa para el recuerdo porque hemos tenido la suerte de ver procesionar a todas las cofradías gracias al buen tiempo que ha imperado y porque además he podido disfrutar de la Semana Santa de Málaga y de Jerez de la Frontera, con tantas cosas en común y al mismo tiempo con tantas diferencias que hacen especiales a cada una de ellas. El año que viene seguramente volveré a repartir los días de esta semana entre ambas ciudades, y quién sabe si definitivamente en Málaga estrenaremos nuevo recorrido oficial después de varios años rondando la idea sin llegarse a concretar del todo. Y para terminar de hablar de la Semana Santa de 2017, decir que este año he hecho unas 3.600 fotografías durante las aproximadamente 60 horas y media que he pasado en la calle viendo procesiones, menos que antaño, pero la edad empieza a pesar, y además tenía que reservar fuerzas para viajar de Málaga a Jerez, y viceversa.
Oficialmente, la Semana Santa de 2017 ya ha terminado, pero eso no quiere decir que la actividad cofrade haya puesto su punto y final a este año, puesto que en los próximos meses están programadas varias salidas extraordinarias (Humillación, Gitanos, Mena) para deleite de quienes disfrutamos como niños viendo procesiones en las calles de Málaga. Eso sí, para la próxima Semana Santa tendremos que esperar impacientes hasta el próximo 25 de marzo de 2018. Bendita espera.

martes, 11 de abril de 2017

No es mío, pero es interesante (CI)

Ya tenemos una nueva entrega de 'No es mío, pero es interesante', una sección en la que os recomiendo las entradas de otros blogs y webs que más me han interesado en las últimas semanas. Como es norma en esta sección, hay blogs que hacen varias aportaciones, como son los casos de Microsiervos y Fogonazos, con siete y dos posts, respectivamente. Y lo que también se mantiene es la variedad de contenidos: matemáticas, astronomía, ciencia, curiosidades, vídeos, etc.
Echémosle un vistazo a los enlaces de esta entrega:
¿Os han gustado las recomendaciones de esta entrega? Espero que sí y que me lo hagáis saber a través de un comentario ;)